Frontis de la Fiscalía. (Foto: Archivo)

Fernando Del Carpio

Durante la primera semana de cuarentena por el coronavirus, del 21 al 28 de marzo, el Ministerio Público atendió 505 casos graves, relevantes o en flagrancia, informó hoy la Fiscalía General del Estado.

De los 505 casos atendidos, la violencia familiar o doméstica es el delito de mayor frecuencia con 158 casos atendidos, robo 41, lesiones graves y leves 30, homicidio y lesiones graves y gravísimas en accidentes de tránsito 25, delitos contra la salud pública 21 y 230 casos relacionados a otros delitos.

El boletín de prensa del Ministerio Público refiere que durante este periodo, la Fiscalía Departamental de Santa Cruz atendió 208 casos, La Paz 95, Cochabamba 60, Beni 57, Potosí 26, Tarija 19, Chuquisaca 17, Pando 13 y Oruro 10.

De acuerdo a los datos del Sistema Informático Justicia Libre el índice de criminalidad durante la cuarentena tuvo una notable reducción ya que en una semana normal el Ministerio Público atiende alrededor de 2.500 casos, es decir que existe una reducción de alrededor del 80% de casos.

El trabajo continuo que realizan los servidores del Ministerio Público es en virtud al instructivo emitido por el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa Ponce, quien instruyó a los fiscales departamentales designar fiscales de materia, fiscales asistentes o auxiliar de turno, además de médicos forenses para la atención de casos graves, relevantes o en flagrancia y aquellos que requieran atención inmediata.

Además los servidores públicos de la Fiscalía General del Estado, así como en las fiscalías departamentales, en estricto cumplimiento al instructivo FGE/JLP N° 92/2020, en uso y aplicación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, continúan realizando el trabajo de descongestionamiento desde sus domicilios, con las facilidades que brinda el sistema informático.

Ante esta situación la Fiscalía General hace un llamado a la población a enfrentar el coronavirus de la manera más solidaria y en el marco de la unidad, cumpliendo de manera disciplinada la cuarentena y medidas de prevención emitidas por el Gobierno.

Además señala que «como defensor de la legalidad y los intereses generales de la sociedad el Ministerio Público iniciará procesos penales a quienes infrinjan la ley u obstaculicen o nieguen la atención médica a cualquier persona que la requiera».