INT12 - F3 - CHILE - EL NACIONAL

 

EFE – Edición impresa

La Fiscalía Nacional de Chile confirmó ayer que contabiliza más de 20 mil imputaciones por diversos delitos desde el inicio del estallido social en el país el 18 de octubre, que ya ha dejado al menos 23 fallecidos, cinco de ellos presuntamente a manos de agentes del Estado.

Sin embargo, la cifra de personas que pasaron por audiencias de control de detención —fase posterior a la detención y previa a la imputación— alcanzó 30.102, de los que 20.217 acabaron siendo formalizados.

En la fase de control de detención el balance de la Fiscalía, que comprende entre el 18 de octubre y el 22 de noviembre, arrojó un incremento del 11% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Con relación a las imputaciones o formalizaciones, el porcentaje subió un 61% más que en los mismos días de 2018.

Del total de personas detenidas y llevadas al control de detención, el 87% (26.092) fueron apresadas en flagrancia.

“Ello da cuenta de un importante aumento en la carga de trabajo del sistema de justicia penal, ya que se trata de casos que se construyen desde cero y, por tanto, requieren de mayores gestiones de parte de todos los intervinientes, en comparación con los imputados detenidos por órdenes de detención pendientes”, explicaron desde la Fiscalía.

La mayor cantidad de ilícitos se registró en la región Metropolitana, a la que pertenece Santiago de Chile, la de Valparaíso y la del Biobío, a la que incluye Concepción (sur), tres zonas donde se concentró en casi un mes y medio de transcurrida la protesta la mayoría de manifestaciones.

La Fiscalía también informó que entre los detenidos que fueron imputados, 1.957 quedaron en prisión preventiva, 20.525 con prohibición de desplazamiento a ciertos lugares, de cercanía a víctimas o salida del país.

En lo que respecta al tipo de delito cometido, el robo en lugar no habitado (saqueo) “es el principal delito registrado en este periodo”, explicaron desde el Ministerio Público.