SEG-XX-F1-LIDIA_IRIARTE_APG

 

Roberto Medina Buezo – Edición impresa

En el marco de las investigaciones para dar con los autores intelectuales y materiales del presunto fraude electoral del 20 de octubre, el Ministerio Público solicitará la detención preventiva de la exvocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Lidia Iriarte, aprehendida ayer por la Policía cuando caminaba por pleno centro paceño.

Luego de un mes y medio, aproximadamente, de permanecer en su domicilio de Cochabamba, a pesar de que tenía una orden de aprehensión en su contra, Iriarte viajó a La Paz y la Policía ejecutó la orden, y la trasladó de inmediato a la Fiscalía, donde declaró aproximadamente por cuatro horas.

La exautoridad será imputada por delitos electorales, de corrupción y ordinarios.

“Ella afirmó que no participó en el presunto fraude y responsabilizó directamente a los funcionarios de la Dirección Nacional de Tecnología de la Información y Comunicación (DNTIC) del TSE de cortar el internet y la energía eléctrica el 20 de octubre durante la transmisión de datos”, detalló el fiscal Marco Antonio Rodríguez.

Iriarte era la última de las exvocales que faltaba aprehender, ya que en días anteriores se detuvo y encarceló a María Eugenia Choque, Antonio Costas, Idelfonso Mamani, Lucy Cruz y Édgar Gonzales.

Alfredo Estívariz, abogado de la exvocal, señaló que su cliente llegó a La Paz por su voluntad para colaborar con las investigaciones y que durante todo este tiempo estuvo en su casa al cuidado de su hija, que es menor de edad, y de otro niño.

“No estaba oculta, y si los policías no fueron antes a su domicilio para detenerla fue porque no quisieron”, aseveró.

Respecto a la paralización de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), el jurista remarcó que no está institucionalizado ni normado, “entonces no se puede anticipar una complicidad de parte de ella o fraude electoral como se afirma”.

En su declaración, Iriarte aseguró que sus labores en el TSE eran solo de controlar y auditar algunas situaciones, por lo tanto no tuvo ninguna relación con el sistema informático.