Vista aérea del municipio de La Guardia. (Foto: El Deber)

Santa Cruz/Bolivia Digital

El alcalde del municipio de La Guardia (departamento de Santa Cruz), Jorge Morales, en una reunión con vecinos, anunció que la región necesita al menos 10 respiradores para atener a los infectados con coronavirus que presenten complicaciones severas, pues en la actualidad ya no hay espacio en los hospitales de la capital cruceña, donde este municipio derivó pacientes.

Morales se reunió con un grupo de vecinos cerca de la frontera con el municipio de la ciudad. En el encuentro explicó que es necesario redefinir el uso de algunas infraestructuras de salud para garantizar que el espacio destinado a los enfermos de coronavirus tenga el aislamiento correcto y que en otros ambientes se atiendan las patologías en general.

«Vamos a convertir un área en terapia intensiva para esas personas que no pueden respirar. En Santa Cruz, la gente va y se muere en las puertas de los hospitales, y no lo quieren admitir. Además, nosotros los podemos atender mejor», remarcó y luego pidió a los vecinos que no se opongan a habilitar la infraestructura. «Cualquiera puede estar contagiado y no creo que los quieran llevar al monte, como antes los llevaban a los leprosos a las cuevas», agregó.

Consultado al respecto, el director municipal de Salud de La Guardia, Heberth Fernández, indicó que se coordina acciones para inicialmente comprar tres respiradores destinados a los pacientes con COVID-19. Hace tres días esta autoridad ya advirtió que tenían complicaciones para seguir derivando pacientes a la ciudad, pues los hospitales cruceños ya colapsaban.

Fernández aclaró que aún no hay fecha de llegada de estos equipos, ni tampoco está definido el lugar donde se los instalará.

El secretario Departamental de Salud, Óscar Urenda, hace tres días confirmó que por el incremento acelerado de casos, que no estaba esperado, los hospitales que atienden a pacientes graves y los albergues que concentran a los asintomáticos comenzaban a saturarse. Por ello, insistió en que la población acate la cuarentena para evitar más contagios y que la enfermedad se desborde en el departamento.