amargo-mar

 Claudio Sánchez *

Lunes 19 de marzo. Está presente en el ambiente general el inicio de los alegatos bolivianos frente a la Corte de La Haya. El curso ha visto la semana pasada Amargo mar (Eguino, 1984), es tiempo de reflexionar sobre cómo se cuenta la historia, y la posibilidad que brinda el cine de modificar las bases historiográficas sobre cualquier tema, renovando la discusión y poniendo en conflicto continuamente las futuras investigaciones en favor de nuevas lecturas. Sin duda, la película cambia la perspectiva sobre temas fundamentales dentro de los intereses que comprometieron la participación boliviana durante la contienda bélica. 
Este mismo día hacemos énfasis en la figura de Luis Espinal, personaje fundamental dentro de la lucha por la recuperación de la democracia y el respeto a los derechos humanos, además de haber estado continuamente comprometido con el cine boliviano. Uno de los más interesantes retratos sobre Espinal hecho en los últimos años se encuentra en YouTube, en Según yo “Un canal dedicado a contarte sobre la vida y obra de artistas y personajes de la cultura de mi país”. Una de las mejores producciones para esta plataforma que se haga en Bolivia, la cual está a cargo de Rodny Montoya.
Miércoles 21 de marzo. Es el Día del Cine Boliviano. Aniversario 38 del secuestro, tortura y asesinato de Luis Espinal Camps. Junto con los alumnos nos disponemos a realizar la romería que desde la muerte del sacerdote jesuita se realiza en la zona de Achachicala hasta llegar a la Villa de Las Nieves. Caminando llegamos para hacer nuestro homenaje, que se fortalece en tanto creamos comunidad en el ejercicio del encuentro y la reflexión sobre la vida y obra de este hombre tan singular.
Jueves 22 de marzo. Las guerras son una constante dentro de la vida republicana de Bolivia. La Guerra del Chaco 1932-1935 es una película de Luis Bazoberry. Se trata de un registro hecho en el frente de batalla durante la contienda bélica que enfrentó a Paraguay con Bolivia. Este mediometraje, que fue montado y sonorizado en España por su realizador, figura como la primera cinta boliviana con sonido incorporado. Los estudiantes analizan el mensaje, ven en el film no solamente las audacias técnicas de su realizador, sino también cuestionan el discurso que desarrolla la película. Hay que aprender a ver con nuevos ojos una historia que vuelve a escribirse continuamente.
 
* Crítico de cine