Redacción Central/

La vacunación contra el Covid-19 a niñas, niños y adolescentes tiene beneficios salubres, mentales y sociales, indica la Sociedad Boliviana de Pediatría.

El presidente de la Sociedad Boliviana de Pediatría y miembro del Comité Nacional de Inmunización, Víctor Hugo Velasco, informó que uno de los beneficios es que con la inmunización se evitará que se compliquen con formas graves de la enfermedad.
Agregó que los beneficios indirectos son reducir problemas de obesidad que se está dando en los niños, la adicción a la virtualidad; y la vacunación permitirá que esta población vuelva a tener una vida normal, como la que tenían antes de la pandemia.

“Necesitamos que los niños y adolescentes vuelvan a las escuelas, vuelvan a tener actividades físicas recreativas (sociales) y no olvidemos que estos grupos están en desarrollo”, acotó.
Otro elemento que va a permitir la vacunación es cortar la circulación del virus del Covid-19, para proteger a la comunidad en su conjunto.

Comentó que si el grupo de niños y adolescentes es considerado de bajo riesgo, con la variante Ómicron se está viendo un aumento de hospitalizaciones de menores de edad en otros países, como por ejemplo en Estados Unidos.
Velasco dijo que los pediatras del país recomiendan a los padres de familias llevar a sus hijos a los puntos de inmunización para proteger a ellos, a su familia y a la comunidad.

Quinto país en usar la Sinopharm
El director del Hospital del Niño, Alfredo Mendoza, aseguró que Bolivia es el quinto país en usar el inmunizante Sinopharm en niños.

“Bolivia se constituyó en el quinto país del mundo en utilizar este tipo de vacunas en ese rango etario (de 5 a 11 años), ya antes lo habían hecho Argentina, Emiratos Árabes, Bahréin y El Salvador, una decisión acertada en el sentido de que esa franja etaria estaba muy desprotegida, dijo el pediatra.

Mendoza afirmó que existen reportes desde Argentina que señalan que se administraron más de dos millones de dosis en niños y que se demostró la efectividad de la vacuna que es segura y que no produce efectos colaterales graves y que no se presentaron problemas mayores y mucho menos internación por complicaciones relacionadas con las dosis.

Según el artículo de la revista The Lancet, sobre la seguridad e inmunogenicidad de la vacuna Sinopharm, es una dosis segura y bien tolerada en todos los niveles de dosis probadas en participantes de 3 a 17 años.

El presidente del Comité Nacional de Inmunización, Adalid Zamora, informó que la mejor vacuna que tiene el país para aplicar a los niños es la Sinopharm, que utiliza una plataforma de virus inactivado, lo que le da a este inmunizante la certeza de su correcto y seguro funcionamiento.

linkedin