La abuela de los dos niños revisa los documentos de la tenencia de sus nietos. (Foto: UNICEF)

Bolivia Digital

Nery N., de 67 años, venció todo tipo de obstáculos legales y administrativos hasta lograr que las autoridades judiciales le otorguen la custodia de sus dos nietos, uno de cinco y otro de seis años, quienes se encontraban en un hogar de acogida.

La coordinadora del Programa por el Derecho a Vivir en Familia de la Gobernación del departamento de La Paz, Claudia Vásquez, explicó que el caso de la abuela Nery sale de lo común porque no es usual que familiares de menores de edad “sean perseverantes hasta recuperar la tenencia y asumir el cuidado de sus seres queridos”.

“Nadie es tan persistente en ello. Generalmente las familias de origen no son tan constantes en el tiempo, eso es lo habitual, no porque no quieran, el mismo sistema no brinda facilidades; pero esta abuelita logró recuperar a sus nietos pese a esas barreras (administrativas) que existen”, explicó Vásquez.

Antes de lograr que sus nietos formen un nuevo hogar, los niños vivieron momentos de amargura porque su padre (ya fallecido por consumo de alcohol) y su madre, que estaban en situación de calle y consumían alcohol (la progenitora aún lo hace), abandonaban a sus hijos en un cuarto, en la casa de una tía, de parientes o amigos.

Ane esta situación, la Defensoría de la Niñez de El Alto decidió rescatarlos e implementó medidas de protección y llevó a los niños a un centro de acogida, donde estuvieron aproximadamente dos años.

En el proceso, la abuela demostró todo su amor, afecto y cariño por los niños, así que la Defensoría de la Niñez apoyó esta manifestación, que fue expuesta al Juez de Familia. El pedido fue atendido favorablemente gracias al apoyo que dio la Mesa Interinstitucional por el Derecho a Vivir en Familia del departamento de La Paz, con el soporte del equipo del programa que brinda apoyo integral (económico, psicosocial) a la familia para evitar la desintegración familiar y, por ende, la institucionalización de los niños.

El Programa por el Derecho a Vivir en Familia se implementa bajo el liderazgo del Gobierno Autónomo Departamental de La Paz, a través del Servicio de Gestión Social (Sedeges), en el marco de la mesa interinstitucional, con la asistencia técnica de Unicef y apoyo financiero de la Agencia Italiana de Cooperación al Desarrollo.

De acuerdo con los antecedentes, hasta diciembre del 2019, y gracias a la intervención del programa, 22 Niñas, Niños y Adolescentes (NNA) fueron reintegrados a sus familias de origen y/o extendidas y cuentan con resoluciones judiciales de reintegración familiar. Se realiza seguimiento de estos casos, sostiene un comunicado de prensa de Unicef.