Personal de la Alcaldía realiza controles a los negocios. (Foto: AMN)

 

Bolivia Digital

Desde el lunes hasta este miércoles, 1.015 actividades económicas de distinto rubro fueron cerradas por no contar con la autorización de funcionamiento. Hubo casos de venta de alimentos al interior de los ambientes que también fueron sancionados.

Entre lunes y martes se cerraron 612 negocios y en esta jornada otros 403, con tres grupos de funcionarios, informó la intendenta municipal, Velma Vargas.

“Tenemos un mayor porcentaje de actividades económicas no autorizadas. Estamos hablando de un 95% que son peluquerías, ferreterías, imprentas, limpiezas y servicios de cambio de aceite, entre otras”, explicó la funcionaria edil.

Vargas aclaró que solo algunas actividades productivas fueron autorizadas para la reactivación, según la disposición del Decreto Supremo 4229. Las personas consideradas «no profesionales» deben brindar sus servicios en la casa o empresa donde se requiera.

Las actividades de venta de comida fueron suspendidas por no contar con autorización para funcionar como delivery o por atender a sus comensales dentro de las mismas instalaciones.

“También estamos hablando de otras actividades totalmente ilegales, estamos hablando incluso de algún vecino o vecina que dadas las circunstancias ha empezado a elaborar alimentos y comercializarlos en la puerta de sus viviendas”, lamentó la autoridad edil.

Finalmente, Vargas recomendó a las personas interesadas en la venta de comida por delivery recabar la autorización ingresando a la plataforma iGob 24/7 de la página www.lapaz.bo. Además, debe conseguir las autorizaciones de circulación para los vehículos que llevarán los alimentos a los domicilios.