Por: Gustavo Torrico Landa /

El pueblo tiene miles de problemas de tipo político, económico, social, etc., los que no pueden plantearse, debatirse , buscar soluciones, llegar a acuerdos, consensos, etc., reunido en algún lugar llámese este  una plaza o stadium o lo que se vea como un espacio amplio donde deba reunirse toda la población o una gran parte de ella para resolver estos problemas, viendo este escenario ya en la antigüedad, los seres humanos optamos por reducir el número de participantes en estos eventos, esta solución fue la que de manera libre y voluntaria elijamos en primer lugar a la mujer u hombre que deba conducir al resto de los humanos, ya agrupados en lo que hoy son las naciones, esto en primer lugar, luego para no entregar todo el poder a una sola persona, se crearon instituciones de la propia población que se encarguen de diferentes aspectos que hagan al desarrollo armonioso de la comunidad, el principal es el LEGISLATIVO, encargado de construir todo el andamiaje legal sobre el cual se regirán las acciones y actividades de la población, el JUDICIAL, encargado de velar para que ningún miembro de la población vulnere las normativas dictadas teniendo la facultad sancionatoria, el EJECUTIVO, que se encarga de conducir los destinos del conglomerado, cumpliendo pero también haciendo cumplir la normativa, y por último el ELECTORAL, que debe administrar procesos que garanticen que los representantes electos para estos órganos de una nación son los que eligió el pueblo con su voto, por lo tanto, en todos estos órganos está depositada la fe de la población.

Ahora bien, ¿qué parte de las funciones encomendadas a los LEGISLADORES ellos no entendieron?  Porque desde hace un tiempo atrás su salida más fácil ante su incapacidad y mediocridad política es acudir ante la JUSTICIA, buscando que la misma que tan vapuleada se encuentra además desacreditada en mayor porcentaje por los mismos legisladores que la tachan de CORRUPTA, INEFICIENTE , SERVIL , OBSOLETA,ETC., les resuelva los problemas que son del pueblo y que les encargaron a ellos resolverlos en ese centro político llamado LEGISLATIVO, ahí es donde se debe discutir, debatir, acordar, consensuar la solución a los mismos, el argumento más  fácil es el  de mencionar “ESTAMOS PRESENTANDO UNA DEMANDA, O UN RECURSO ABSTRACTO DE INCONSTITUCIONALIDAD” contra X o Y  Ley o  Decreto Supremo, dejando en manos de la en ese momento MAGNÍFICA JUSTICIA, la solución que ellos están obligados a encontrar.

Señores,  dejen de ser unos GANA PANES que piensan que ser Legislador es tener licencia para hablar y escupirnos por los medios de comunicación todo el estiércol que produce su raquítico cerebro, no tienen la capacidad de DEBATE, no hacen política, no producen LEGISLACIÓN, no analizan lo que está entre sus manos, padecen anemia de lectura y ni qué hablar de sus casi nulos conocimientos sobre cualquier tema en cuestión, no de todos por cierto, está la causa de que los problemas se resuelven en las calles, porque el pueblo ya vio su ineficiencia en el lugar en el que los puso, está bien que sean unos perfectos BUSCA CÁMARAS, TRAGA MICRÓFONOS, ADICTOS A LOS FLAHS, pero está mal que insistan en mostrarse como tal.

No es aceptable que existiendo entre los miembros del LEGISLATIVO una buena cantidad  de personas con mucho conocimiento sobre temáticas LABORALES, SOCIALES, ECONÓMICAS y hasta JUDICIALES, permitan que los bufones del circo sean sus voceros, esto demuestra la mediocridad política en la que se mueven, que  no es falta de conocimiento del tema, sino más bien la incapacidad de debate, aceptando el acierto o demostrando el error del otro sobre el tema en cuestión, mostrando una ética política y además teniendo la hidalguía de reconocer que la medida debatida era positiva o negativa para la población, para eso los elegimos, no para pasarse hablando babosadas sobre cualquier tema que no le interesa a la población, les rogamos, les pedimos, les imploramos: TRABAJEN, LEAN SUS FUNCIONES Y FACULTADES, háganse acreedores al jugoso salario que les da la población, porque de otra planteo; FUSIONAR EL LEGISLATIVO AL  JUDICIAL y nos ahorramos el proceso de enviar a este último todos los problemas que deberían ser resueltos por el primero.(Gustavo Torrico Landa es analista y estratega político)