Elisa Loncon, mapuche, presidenta de la Convención Constitucional de Chile, en el Congreso Na-cional en Santiago. (Foto: Sabes.cl)

• Prensa Latina/

El pueblo originario predominante hoy en Chile es el mapuche, sin embargo su idioma está cada vez más amenazado por la castellanización y la falta de políticas para promover su preservación y desarrollo.

Según estadísticas, actualmente esa comunidad tiene poco más de 1,74 millones de habitantes y apenas el 10 por ciento habla el mapuzugun, su lengua natal.

“Hoy, pese a existir programas de educación intercultural bilingüe para los pueblos indígenas, se sigue castellanizando”, declaró a la académica mapuche, Elisa Loncon.

Explicó que tanto la pérdida del idioma como la disminución del número de hablantes de esa lengua se deben a problemas estructurales de la política estatal chilena, además de que los tomadores de decisiones no son mapuches y no conocen la realidad. Elisa Loncon es experta en educación intercultural y trabaja en la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago, además fue la primera presidenta de la Convención Constitucional chilena.

“El Estado ha visto a los mapuches como sus enemigos internos y los ha combatido militarmente hasta la fecha. Por eso hoy se mantiene el estado de excepción en el Wallmapu (territorio mapuche)”, denunció Loncon.

Añadió que los actuales abuelos y abuelas sufrieron maltrato, discriminación y violencia, y debido a ello no transmitieron su lengua a las nuevas generaciones.

Para revertir esta situación la académica considera necesario avanzar en políticas de reparación de las vulneraciones de los derechos humanos sufridas por esa comunidad.

Ello implica participación en la toma de decisiones, destinar recursos a la planificación lingüística del mapuzugun, actualizar el diccionario, estandarizar la escritura y la gramática, fortalecer la educación intercultural y apoyar la formación de profesores bilingües.

Interrogada sobre la importancia de preservar la lengua mapuche, la experta afirmó que “en el idioma están las claves del pensamiento y del conocimiento para preservar la tierra, la biodiversidad y la vida en la sociedad, basada en el respeto mutuo y de la naturaleza”.