Por: Gabriel Campero Nava/

Estamos con 2 años de gestión presidencial exitosa, resultado del buen manejo macroeconómico encabezado por nuestro hermano presidente Lucho Arce y que también es complementario con las grandes medidas adoptadas en los 13 años de Gobierno del Proceso de Cambio con el compañero Evo Morales.

Posterior al informe presidencial siempre hay análisis y seguramente el día de hoy en varios medios de comunicación privados con sus pseudo analistas saldrán a hablar de los datos y las cifras que otorgó el compañero presidente Lucho Arce y lanzarán sus ataques que llevan desde hace más de 10 años y empezarán a desmerecer los logros alcanzados.

Pero, hoy, pienso que sería muy interesante plantear un ejercicio diferente a estos medios y pseudo analistas  y  esto debería salir como ley desde la asamblea, sobre todo para los gobiernos subnacionales que tienen poblaciones grandes en sus territorios y que por redistribución de recursos son los que más dinero tienen para ejecutar, la ley debiera plantear la obligatoriedad de hacer informe a nivel nacional en vivo y transmitido mediante medios de comunicación y ante la Asamblea nacional, para que informen cuánto es lo que ejecutaron, en qué lo ejecutaron, cuánto fue el gasto en inversión, industrialización, cuánto gastaron en salud, ya que ellos son responsables de hospitales de 1er, 2do nivel (alcaldías) y 3er nivel (gobernaciones), si lo gastado en salud fue en ítems o personal administrativo, qué mejoras hicieron, proyectos de impacto etc. Esta medida ampliaría la visión de Estado que se tiene, puesto que la finalidad de tener una redistribución gracias a la nacionalización de nuestros recursos naturales radica en que el Gobierno central haga redistribución de la misma y TODOS tenemos el derecho de saber en qué se gastaron esos recursos ya que mediante las políticas nacionales ellos son acreedores de mayores recursos para invertir en sus ETA’s.

Ahí seguramente veríamos muchas cosas “interesantes ”, por no decir penosas ,  como la mediocre ejecución de la Gobernación de Santa Cruz, tendríamos conocimiento cuánto ejecutaron en salud y develaríamos que los motores de reclamos de Colegios Médicos y Comités cívicos son únicamente motores políticos (ya que jamás reclamaron o hicieron paro por los ítems fantasmas, gastos con sobreprecio etc.), ya que a quien deben reclamar es, en sí, es hacia los gobiernos subnacionales, pero jamás vemos a Luis Larrea yendo a bloquear a Arias o a la gobernación paceña, o jamás vemos a los Comités Cívicos reclamando a su gobernador la poca o nula ejecución y la corrupción detectada en dicho departamento.

Universidades, Colegios Médicos, Iglesia Católica, Comités Cívicos, CONADE son expertos en reclamar al Gobierno central cosas como la fecha del Censo, en lugar de exigir una mejor ejecución en los gobiernos subnacionales, que es un dinero “dormido” y que según lo que establece la norma con la “responsabilidad por la función pública” por acción u omisión existen serias observaciones a estos gobiernos subnacionales y ahí me pregunto  y todos deberíamos preguntarnos ¿no es una omisión de este tipo,  lo mismo que corrupción, por no haber ejecutado dinero en favor de los bolivianos?  Pienso que sí, pero jamás veremos a estas instituciones o entidades reclamando a estos gobiernos subnacionales que tienen recursos millonarios para su ejecución.

El informe no solo transparenta, sino devela de forma muy sutil que estas instituciones que piden federalismo no son capaces de administrar dinero en favor de las mayorías, sino en favor de sus élites y es imperante que la fiscalización y transparencia sea develada ante las masas a nivel nacional, ya que si hablamos de progreso es gracias a las medidas macroeconómicas adoptadas por el MAS en todos sus años de gobierno, mismas de las cuales se benefician TODOS los departamentos,  con créditos de intereses bajos, subvención de hidrocarburos, proyectos de asfaltado, proyectos de alcantarillado, riego, entre algunos.

El informe del presidente Luis Arce fue un éxito y realmente espero algún día poder decir lo mismo de algún gobierno subnacional “grande”, ya que ellos han sido beneficiados durante años con recursos de la nacionalización y que hasta ahora lamentablemente solo he visto el uso de esos recursos en corrupción, sobre todo en aquellos gobiernos subnacionales y las instituciones que los apoyan, que hoy gritan Censo 2023 en lugar de hacer gestión.