• Estéfani Huiza Fernández/

La Casa Nacional de Moneda (CNM) volvió a abrir sus puertas para su actividad anual La Noche de Museos y sus Personajes, que tiene el objetivo de mostrar la herencia histórica cultural de la ciudad de Potosí. La actividad se celebró ayer desde las 17.30 y contó con una masiva presencia de la población, que descubrió varios elementos culturales que caracterizan a su región.

El director de la Casa Nacional de Moneda, Luis Mauricio Arancibia, informó que en esta edición la actividad rescata la herencia cultural histórica de la Villa Imperial desde el siglo XVI hasta el XVIII.

Durante la noche hubo una escenificación titulada La olla criolla, que corresponde al relato del libro de cocina de doña Josepha de Escurrechea (Potosí, 1776), considerado el recetario más antiguo que se conoce en el país. El texto es un cuaderno manuscrito y empastado en cuero que contiene más de un centenar de recetas curiosas. Cuenta con 180 páginas, de las cuales una décima parte no ha sido usada, y fue escrito a finales del siglo XVIII.

Los visitantes también apreciaron la puesta en escena de la obra Mucho más que un sombrero, que recuperó el laborioso arte de la construcción de los sombreros de las mujeres mestizas o cholas potosinas durante el siglo XVII y XVIII. La obra teatral Para muestra un botón, que se desarrolla en ese mismo marco temporal, también mostró a los asistentes cómo funcionaba el comercio en la época colonial de la Villa Imperial.

Las expresiones artísticas durante la noche cultural culminaron con la presentación del musical Las nanas y las lavanderas, que contó a través de música y relato el papel de las nodrizas durante esas épocas.