Asambleístas en la Cámara Baja en el tratamiento de una norma. (Foto: Archivo Diputados)

• Luis Fernando Cruz

A seis meses de la nueva legislatura, analistas consideran que la oposición, con representación parlamentaria, está confinada en un discurso de supuesto fraude electoral y persecución política en su afán de negar el golpe de Estado y justificar una ilegal sucesión constitucional en octubre de 2019.

El experto Gabriel Villalba, en entrevista con Ahora El Pueblo, dijo que la derecha representada por Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos no ha revertido la consecuencia que ha significado la alianza con el régimen de facto de Jeanine Añez con un desenlace de 37 muertes, más de 800 heridos, más de 1.500 detenciones ilegales y una grave crisis económica, social y política.

Aseguró que la débil alianza para hacer frente al Movimiento Al Socialismo (MAS) en 14 años de Evo Morales se ha fragmentado más con los resultados de la elección presidencial de octubre de 2020 y la subnacional de marzo de 2021, porque no tiene capacidad de propuesta a la población y porque se resiste a reconocer los logros del Gobierno con falsos argumentos.

Esa realidad, dijo Villalba, muestra a una derecha que se agazapa en el relato del golpe de Estado y la supuesta persecución política, porque no puede contribuir con propuestas políticas que sean alternativas. “A esa batalla por demostrar lo que no pueden hacer a través de los medios de comunicación se ha sumado la persecución política y de que sí hubo una sucesión constitucional que tampoco han podido probar. Tenemos a una oposición que se atrinchera en el relato del fraude electoral y la supuesta persecución política porque no puede construir propuestas políticas”, precisó Villalba.

EXTRAVIADA

El analista Hugo Siles señaló que la oposición no encuentra el camino para asumir un verdadero rol fiscalizador y menos de propuesta, reduciendo su actuación a la narrativa de fraude electoral en 2019 sin solvencia, porque no gravita en una población que está en otra sintonía.

“El escaso aporte que ha tenido en estos seis meses grafica en gran medida una continuidad por más de una década que ha estado extraviada, sin capacidad de construcción, muy racista, de exclusión, de abanderar modelos neoliberales y que se subordina ante organismos internacionales, como lo hizo con la OEA, hay una pobre actuación de la oposición”, precisó.