El Ministro de Obras Públicas, el Gobernador de La Paz y los alcaldes de La Paz y El Alto salen de la reunión con los choferes. (Foto: GAMLP)

Gabriela Ramos – Edición impresa

La ciudad de La Paz inició el diseño del plan para comenzar con la cuarentena dinámica, anunció el alcalde Luis Revilla. La autoridad afirmó que es muy posible que la urbe empiece un período en el que ingrese y salga del confinamiento estricto de manera periódica, lo que denominó como un modelo de “tipo acordeón”.

El burgomaestre paceño indicó que en primera instancia se restablecerán las actividades laborales en el sector público y privado. Para ello, las autoridades de la urbe están diseñando un protocolo, que incluye el trabajo y consenso con el sector del autotransporte para coordinar el restablecimiento del servicio bajo determinados aspectos, como la instalación de separadores físicos entre pasajeros y chofer.

Dicho protocolo también contempla la planificación para que el sector del comercio retome sus actividades de manera paulatina y coordinada.

Revilla explicó que el modelo acordeón quiere decir que “podamos entender que ninguna decisión que tomemos hacia adelante será una solución definitiva, y que en algún momento iniciaremos abriendo las actividades laborales, una vez que cerremos estos protocolos con el transporte, con el comercio y la empresa privada, también con la posibilidad de volver a cerrarlos si es que hubiera un aumento significativo de casos de coronavirus (COVID-19)”.

El gobernador de La Paz, Félix Patzi, la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, y el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, conformaron una comisión junto con Revilla para diseñar el plan de retorno a las actividades.

El Alcalde paceño aseguró que es previsible que los casos de COVID-19 se incrementen una vez que la cuarentena se flexibilice, pero que esto no es motivo para alarmarse, ya que en las últimas semanas el sistema edil de salud se fortaleció y ahora está en condiciones de sumar un hospital más, el de Cotahuma, para ser centros centinela para el coronavirus.

“Estamos en condiciones de habilitar el hospital de Cotahuma en el curso de las siguientes dos semanas, un hospital exclusivo COVID-19 de ser necesario, y si el hospital La Portada llega a tener 80 enfermos, podríamos tener el de Cotahuma para pacientes graves con la misma cantidad”, dijo.

En este marco, Revilla destacó la ayuda que implicó la cuarentena estricta, dictada por la presidenta Jeanine Áñez, ya que permitió que La Paz pueda aplanar la curva epidemiológica para controlar y contener el brote, pero aclaró que esto nunca significó erradicar los casos.

La autoridad edil paceña aclaró que la flexibilización de la cuarentena no implica una normalización de las actividades, ya que las universidades, los colegios y las actividades de ocio permanecerán cerrados. “No significa que se pueda salir a pasear”, expresó.

Autoridades coordinan con el autotransporte

Los alcaldes de La Paz, El Alto y el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, iniciaron una serie de reuniones de coordinación con dirigentes del transporte público de La Paz y El Alto para definir el protocolo y las condiciones en las que retomarán sus actividades, una vez que las ciudades de La Paz y El Alto flexibilicen la cuarentena.

Arias indicó que el protocolo se trabaja con base en las propuestas presentadas por los mismos choferes. Luego de la reunión sostenida con dirigentes del autotransporte alteño, la autoridad indicó que hasta el viernes deben adecuar sus movilidades según las medidas de bioseguridad establecidas.

Las medidas incluyen el uso obligatorio del barbijo para el chofer y los pasajeros, la reducción del número de usuarios a ocho personas, la separación del chofer mediante un plástico o mampara, el cambio del forro de los asientos de tela a cuerina y la desinfección constante del interior de los vehículos.

En el caso de La Paz, el alcalde Luis Revilla añadió que se exigirá el uso de guantes de látex, alcohol en gel, agua y jabón dentro de los motorizados.

En esta urbe no existe un plazo establecido para la aplicación de las adecuaciones.

Datos

Actualmente solo quedan ocho pacientes internados en el hospital La Portada.

En el Centro de Aislamiento se tenían 99 internados, de los cuales solo quedan 37.

La Paz tiene capacidad de internación para 160 personas.