Basura

 

Redacción central – Edición impresa

La empresa La Paz Limpia activó un plan de contingencia para el recojo de basura, debido a los problemas derivados de los bloqueos y marchas en las ciudades de La Paz y El Alto.  

Ese esquema de trabajo, que se puso en marcha el viernes, consiste en la priorización de la recolección de desechos en los sitios de mayor generación y en la habilitación de puntos de acopio en los otros lugares, informó el responsable del área de comunicación de la empresa, Axel Zuleta. 

Explicó que esta forma de trabajo se aplica debido a la escasez de diésel, a la presencia de bloqueos en la ciudad de El Alto y en el área rural, además de la existencia de movilizaciones en la hoyada paceña. 

El vocero añadió que algunas zonas aún se encuentran intransitables por las barricadas instaladas por los vecinos, las que hasta el momento no fueron retiradas, lo cual afecta el servicio.

Pese a esto, “seguiremos trabajando de acuerdo con el plan de contingencia en puntos de gran generación de residuos”, explicó a este medio. 

Para el efecto, indicó que la empresa dispuso una flota de seis camiones recolectores para los sitios donde existe mayor cantidad de desechos. 

“Tenemos seis camiones que se encargarán de recoger la basura en los lugares donde haya mayor generación, el resto de la maquinaria y equipos de LPL trabajará en la medida de lo posible, pero con prioridad estamos garantizando que operen estos seis camiones”, detalló. 

Las otras volquetas continuarán con el trabajo, pero “en la medida de lo posible”, es decir, con una frecuencia que no es habitual. 

Los seis motorizados se dirigirán a sitios donde se genera gran cantidad de basura, como los mercados, aunque no serán los únicos puntos donde presten el servicio. 

En el resto de la ciudad se habilitarán lugares de acopio, donde la empresa realizará un control especializado, como el embolsado de la basura para evitar infecciones. 

Además, se hará “control de vectores y fumigado en los puntos de acopio para evitar la proliferación de plagas”, dijo Zuleta.

También aclaró que pese a estos contratiempos, La Paz Limpia mantendrá invariable la recolección de residuos patógenos (basura generada en los hospitales) en toda la ciudad.

Todos los desechos que se recolecten serán trasladados al relleno de Saka Churu. 

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, adelantó el jueves que el servicio de recolección de basura iba a ser irregular desde el viernes y pidió a la población paceña que evite sacar sus residuos a la calle. 

En esa oportunidad dijo que una de las razones principales para esta solicitud es la falta de combustible para los camiones. 

Esta carencia se debe principalmente a que los vecinos de El Alto bloquearon el acceso a la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB) de la zona de Senkata. 

En los últimos días, se pudo ver que las gasolineras de la ciudad de La Paz cerraron una a una. Algunos choferes declararon a la prensa que están comprando el combustible, incluso a 10 bolivianos, en tiendas de la urbe alteña. 

La Paz Limpia trabaja en coordinación estrecha con el Sistema de Regulación Municipal (Siremu), que depende de la Alcaldía paceña, añadió el vocero de esta empresa.