• Estéfani Huiza Fernández/

La obra teatral Extrañas variaciones de la misma biografía se estrena hoy a las 20.00 en el Teatro Galpón del Parque de las Culturas y de la Madre Tierra. La polémica puesta en escena cuestiona la virginidad como virtud y busca desmitificar los dogmas de la Iglesia católica impuestos sobre las mujeres en la sociedad.

El director de la obra, Diego Massi, contó que la iniciativa teatral nació hace cuatro años a partir de un ejercicio de un taller para mujeres que sufrían problemas de violencia. Después de un tiempo se reunió con las actrices Marta Monzón y Érika Andia, quienes propusieron trabajar en torno a la temática.

“Con ellas hicimos trabajos de improvisación que son grabados y vistos, a partir de eso le pedimos al poeta César Antezana que haga la dramaturgia; de esa manera se genera la obra, que trata de la relación que podría haber existido entre la Virgen María y su mamá, Santa Ana, y cómo, a partir de la ficción, ellas habrían enfrentado todo este proceso del embarazo, virginidad y todo lo que pasa en la historia bíblica”, explicó Massi.

La puesta en escena está basada en investigaciones de los textos apócrifos escritos sobre la vida de Santa Ana, mamá de María.

La obra es un llamado a pensar sobre la historia que nos cuenta la Iglesia católica y, a partir de ello, sobre varios estereotipos en torno a las mujeres. “Cuando entramos a la iglesia podemos ver a una mujer con un niño en brazos cuya mayor virtud es la virginidad. Este hecho te marca para toda la vida porque significa que si quieres ser una mujer parecida al ejemplo que te da la Iglesia, debes ser virgen, servil y además se dice que esta mujer fue virgen antes, durante y después de concebir a Jesús; por lo tanto, es una mujer que nunca pudo tener relaciones por ser la mujer de Dios”, detalló.

En la obra, María (interpretada por Erika Andia) cuestiona la virginidad como una virtud.

El director de la puesta en escena manifestó que el trabajo nace con el objetivo de llamar la atención de la sociedad por seguir modelos obsoletos de educación que fomentan la reproducción del machismo, el patriarcado y la desigualdad de género.

La actriz Marta Monzón, quien interpreta a la madre de María (Santa Ana), contó que la obra teatral plantea la siguiente cuestión: “¿Cómo es que el personaje femenino más importante de la religión católica fue ignorado?” Porque hasta el momento no hay una historia oficial que nos cuente sobre la Virgen María. “Pienso que hay sectores de la Iglesia que no han querido que se sepa el papel importante que tuvo María, no como virgen, sino como mujer. Esa es una de las lecturas que se presenta en la puesta en escena”, señaló y además destacó que la obra tiene carácter reflexivo.