Efectivos policiales celebraron el aniversario de su institución.

• Redacción Central /

Reformar estructuralmente a la Policía para retirar a malos efectivos, eliminar malas prácticas y recuperar la confianza de la población boliviana son algunos de los desafíos planteados ayer por el presidente Luis Arce durante el acto de conmemoración de los 196 años de esa institución del orden.

“Hoy en día nos encontramos ante la necesidad de una nueva reforma policial estructural, que no solo ingrese a los libros de la historia, sino también que demuestre a la población que la Policía está cambiando y que está eliminando a los malos elementos que aún se encuentran en sus filas, y que se van a desterrar las viejas prácticas”, señaló durante el acto.

Destacó que, desde la recuperación de la democracia en 2020, la Policía Boliviana tuvo avances en la lucha contra el narcotráfico, contra la violencia hacia los niños, mujeres y otros hechos delictivos.

Sin embargo, algunos hechos también develaron que existen uniformados que se corrompieron y “ensucian el uniforme con intereses personales”, siendo quienes impiden que la población confíe en esta institución.

“Estoy convencido de que de los casi 40 mil hombres y mujeres que son parte de esta institución son muy pocos los que están involucrados en actos delictivos; sin embargo, por culpa de esos malos funcionarios policiales se genera una mala imagen de la Policía en nuestro país”, indicó.

Ante esta situación, el Primer Mandatario exhortó a consolidar la reforma que se inició meses atrás con la Ley 1387 de Carrera de Generales y Ascensos de la Policía, y que ahora debe continuar con otro “paquete de leyes” anunciado por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, según la ABI.

La ceremonia protocolar se realizó en la avenida Costanera de la zona Sur de La Paz con la participación de todas las unidades de la Policía Boliviana.

La Policía es una institución fundamental del Estado que fue creada el 24 de junio de 1826 mediante ley reglamentaria dictada por el Mariscal Antonio José de Sucre y tiene la misión de la defensa de la sociedad y la conservación del orden público, mediante el cumplimiento de las leyes en el territorio nacional.