Efectivos policiales visitan a la mujer en el nosocomio. (Foto: Policía Boliviana)

Roberto Medina / Bolivia Digital

El coronel Franz Sellis, comandante de la Policía de Cochabamba, entregó pañales, leche, ropa y otros regalos a Santusa Calderón, la mamá de una niña que nació este sábado en un vehículo patrullero cuando los uniformados la trasladaban a un hospital.

“La mamá es de condición humilde, por eso pedimos el apoyo de la ciudadanía a fin de que ella y la niña estén en buenas condiciones”, dijo la autoridad.

Por su parte, la progenitora indicó que no esperaba que su hija nazca durante la cuarentena y peor dentro de una patrulla, sin embargo, agradeció el apoyo que recibió de los uniformados.

“Me he asustado cuando estaba yendo al hospital y por suerte los policías me colaboraron”, señaló.

Los dos uniformados que la asistieron en el parto, ya más tranquilos, le pidieron ser los padrinos de la niña y se comprometieron a ayudarla.

El coronel Sellis manifestó que la institución del orden colaborará a la madre y a la niña para que puedan abandonar el nosocomio lo antes posible y en perfectas condiciones.