Predios del Comando Regional de la Policía Boliviana en el trópico cochabambino. (Foto: Sin Fronteras).

Jorge Castel / Bolivia digital

La Policía Boliviana trabaja con normalidad en las cinco provincias del Chapare, en el departamento de Cochabamba, informó el comandante de la institución, Rodolfo Montero, en Tarija.

“Estamos trabajando normalmente en las cinco provincias del Chapare, estamos coordinando con las autoridades del lugar y eso solamente es una prueba de que realmente los bolivianos queremos unirnos para vencer al coronavirus”, dijo Montero a un medio local.

El 16 de abril, pobladores de Shinahota, en el trópico cochabambino, irrumpieron en el módulo policial y desalojaron a ocho efectivos que habían sido destinados a ese municipio. Los persiguieron, los insultaron y los amedrentaron, situación que generó tensión en esa región; incluso las entidades financieras dejaron de atender.

Luego, a través del diálogo entre dirigentes y el Gobierno, la Policía retomó sus funciones y la normalidad volvió a la zona de conflicto.

Este viernes, el jefe policial llegó hasta la capital tarijeña para entregar equipos de bioseguridad a los efectivos. “Son 5.000 barbijos que tienen duración de una semana, luego daremos dotación para todo el personal en el país y tendremos una reserva de unos cuatro a cinco meses”, anunció.