Niña

 

Redacción central – Edición impresa

“¡Qué alegría poder conocerte Renata!”, escribió en su cuenta de Twitter la presidenta Constitucional Transitoria, Jeanine Áñez, luego de abrazar a la “Niña de la 17 de Obrajes”.  El encuentro se produjo el jueves cerca de las 21.00, cuando de manera repentina ella se apareció en el Palacio Quemado, según información del Ministerio de la Presidencia.

La Presidenta la había estado buscando mediante las redes sociales. “Hubo una voz que fue un grito de fuerza y valentía que nos unió y la estamos buscando. Les pido a todos su ayuda para encontrar a la niña que nos emocionó a todos”, había puesto en su cuenta.

Pues ella acudió al llamado. Se presentó sencilla como aparece en el video que la hizo famosa. Con un saco gris, chompa negra y jean gris.

Ella fue bautizada como la “Niña de la 17 de Obrajes”, pues en el video que “emocionó a todos” se la ve arengando el famoso estribillo: “¿Quién se cansa? Nadie se cansa ¿Quién se rinde? Nadie se rinde. ¿Evo de nuevo? Huevo c..!” en la calle 17 de Obrajes.

Ella grita las frases en medio de la avenida, vestida con un jean celeste, una chompa blanca y protegida con la bandera de Bolivia, que había colgado en su espalda como una capa.

Ese video se hizo viral en  medio de las protestas ciudadanas en contra del cuestionado cómputo de votos de las elecciones del 20 de octubre.

“¡Qué alegría poder conocerte Renata! Porque con tu coraje y tu valentía se empoderó todo un país, porque ayudaste a que nadie se canse y nadie se rinda durante los 21 días que luchamos pacíficamente para la recuperación de la democracia”, escribió la Mandataria en su cuenta de Twitter, luego de reunirse con la niña.  

El estribillo y ella se hicieron virales. El primero porque la arenga pegó en todos los manifestantes que bloqueaban las calles con sus “pititas” o que marchaban reclamando por “el cúmulo de irregularidades” detectadas en el cómputo del Tribunal Supremo Electoral, según el informe final de la Organización de Estados Americanos (OEA). Y ella porque era una niña arengando la protesta en medio de los bloqueadores.

No se sabe con certeza quién  ideó esa estrofa, que primero se oyó con fuerza en Santa Cruz y luego se extendió a todas las regiones donde hubo protestas, como la ciudad de La Paz.

En las redes sociales circula  un post de la Caja Nacional de Salud de Cochabamba que atribuye la frase a una de sus enfermeras. Incluso hay post que la asignan a la “Niña de la 17 de Obrajes”.

El “nadie se cansa” se convirtió en el hit de las movilizaciones de octubre y noviembre, e incluso músicos bolivianos le pusieron ritmo con instrumentos nacionales, como quien reside en México y respondió de ese modo a las críticas que habría recibido por su posición política.

Él usa la voz de la “Niña de la 17 de Obrajes” en el ritmo que compuso. El estribillo está en Spotify, en YouTube, en Instagram, Twich, Tik Tok y en otras redes, donde se lo oye en ritmo de caporal, música electrónica, rock y otros.

En el festejo atrasado del aniversario de La Paz, Áñez destacó: “Felicidades jóvenes de esta hermosa ciudad porque al unir sus pititas y su fe tejieron los lazos más vigorosos de nuestra democracia”.