La adquisición de 170 ventiladores es investigada por la Fiscalía, el Ministerio de Justicia y la PGE.

Eliana Uchani Alaca – Edición impresa

La Procuraduría General del Estado (PGE) instruirá al Ministerio de Salud y a la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) iniciar auditorías internas de todas las compras que se realizaron en el sector salud durante el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez. 

El procurador, José María Cabrera, en contacto con el periódico Bolivia, anunció que  enviarán dos requerimientos a las direcciones jurídicas de ambas entidades, para que empiecen con la solicitud de la documentación de todos los procesos de adquisición de equipos e insumos. 

“La Aisem y el Ministerio de Salud deben iniciar, de manera inmediata, estas acciones, no solo de los 170 respiradores, sino  de todos los casos de contratación que se han suscrito en todo este período. La Procuraduría remitirá un requerimiento para que ambas instancias realicen las auditoría a estos contratos”, precisó la autoridad. 

Luego de que se denunció la compra de 170 respiradores de procedencia española, con presunto sobreprecio, la presidenta Jeanine Áñez  instruyó  realizar auditorías a todas las compras que se realizaron en el sector salud durante su mandato, con el fin de transparentar e identificar posibles irregularidades.

Manejo de recursos  

La Aisem, que es una oficina descentralizada del Ministerio de Salud, manejó desde su creación, el 24 de agosto de 2017, al menos Bs 4.543.084.278, según el reporte de presupuestos disponible en su página oficial y la del Ministerio de Economía.

La entidad fue creada por el entonces presidente Evo Morales, mediante Decreto Supremo 3293 del 24 de agosto de 2017, con el objetivo de implementar y ejecutar programas y proyectos de establecimientos en salud, hospitalarios y de institutos de cuarto nivel. La Aisem fue creada por el expresidente Evo Morales mediante el Decreto Supremo 3293, del 24 de agosto de 2017, con el objetivo de implementar y ejecutar programas y proyectos de establecimientos en salud, hospitalarios y de institutos de cuarto nivel. 

Según el informe de Rendición Pública de Cuentas de  2019, se encargó de ejecutar los proyectos hospitalarios dispuestos por el Plan Nacional Hospitales para Bolivia, aprobado por el MAS mediante la Ley 777. Consistía en la construcción de 54 nosocomios en todo el país, pero solo 10 de ellos fueron entregados y bajo cuestionamientos.

En 2017, la Aisem tenía un presupuesto de Bs 684.142.664. Para 2018, el Presupuesto General del Estado le otorgó Bs 1.010.467.329, montó que en 2019 subió a Bs 1.463.163.726 y que para este año bajó a Bs 1.385.310.559.

Al respecto, Cabrera no descartó que se inicien otras investigaciones a las contrataciones que se hicieron durante la gestión de la exministra de Salud Gabriela Montaño y otras administraciones. En caso de que existan irregularidades se presentará una demanda penal al Ministerio Público. 

Informe BID  

Por otra parte, Cabrera cuestionó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) no coadyuve con la investigación, justificando que no pueden hacerlo debido a la Inmunidad Diplomática. Indicó que enviaron un segundo requerimiento, en el que le señalan que esa acción no aplica a las investigaciones que realiza un Estado sobre un determinado caso. 

“Esta mañana (ayer) remitimos un segundo requerimiento para esa instancia, se la exhorta al cumplimiento de los lineamientos señalados por el Comité Jurídico Interamericano en su informe de 2018 a la OEA, en el que dice que no se use la inmunidad diplomática para no cooperar en investigaciones de los estados miembros”, puntualizó.