Una persona adulta mayor cobra su Renta Dignidad. (Foto: Archivo)

• Frank Ibañez/

La Renta Dignidad, destinada a las personas adultas mayores, llegó durante el primer semestre de 2022 a 1.108.508 beneficiarios, esto significa el 9,3% de la población boliviana, informó la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo.

Con el fin de atender la necesidad de los beneficiarios de la Renta Dignidad, que por motivos de salud se encuentran impedidos de apersonarse a una entidad financiera, se implementó la modalidad de Pago a Domicilio. A junio de 2022, se canalizaron 9.030 pagos mediante esta modalidad.

Del total de los beneficiados con la Renta Dignidad, más del 50% son mujeres.

La implementación de esta política ha convertido a Bolivia en un referente internacional en materia de políticas de seguridad social de largo plazo debido a que es uno de los pocos países que ha logrado universalizar el alcance de su sistema de pensiones

La Renta Dignidad se inició con un pago anual de Bs 1.800 para aquellas personas de 60 años o más que perciben una pensión (rentistas) y Bs 2.400 para las que no la perciben (no rentistas).

Estos montos en el transcurso del tiempo se incrementaron gracias a la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, vigente en el país desde 2006, que tiene como una de sus bases la redistribución de los ingresos y la reducción de la pobreza extrema.