SEG8-F1-POLICIA- ARCHIVO1

 

Redacción central – Edición impresa

Con el despliegue de 20 mil efectivos policiales, dependientes de las direcciones nacionales y comandos departamentales, ayer arrancó el plan de seguridad integral “Todos por Bolivia”, cuyo objetivo es ejecutar operaciones de prevención, auxilio y detección de grupos criminales, en beneficio de la ciudadanía.

“Luego de los momentos más duros pasados en días anteriores, nos interesa combatir el crimen organizado, el narcotráfico, la violencia, los feminicidios y secuestros y otros, por ello se implementa a partir de hoy (por ayer) para dar mayor seguridad a todos los bolivianos”, dijo el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en el acto de lanzamiento que se realizó en instalaciones del BOL-110.

Agregó que los bolivianos se sienten tranquilos por la labor que realiza la Policía, sin embargo, pidió que se deje trabajar a la institución del orden porque está subordinada a su pueblo y al país en su conjunto.

El combate al tráfico de drogas será fundamental para la Policía y el Gobierno, es así que habrá constantes batidas en las unidades educativas.

“Seremos implacables, no se les dará respiro a quienes envenenan a los hijos. No se extrañen ver batidas en todos los colegios porque se va a perseguir a quienes están vendiendo drogas. Se los va a encarcelar y también se va a trabajar contra la corrupción y el terrorismo”, aseveró.

Las operaciones

Este plan, que se ejecutará en áreas urbanas, rurales y fronterizas, contempla la recuperación de espacios públicos, la seguridad estudiantil, vial y el control vehicular. También el resguardo de entidades financieras y centros comerciales, el fortalecimiento de la Policía Turística, la lucha contra la trata y tráfico de personas, contra la violencia a las mujeres, la prevención del robo de vehículos y autopartes, el combate a los delitos transnacionales, el control de las empresas privadas, la atención de emergencias y desastres, entre otros.

El cumplimiento del plan permitirá reducir el índice delincuencial, incrementar la percepción de seguridad en la ciudadanía y fortalecer el grado de confianza en la Policía.