El monoblock de la UMSA, en la ciudad de La Paz. (Foto: Internet)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) no retornará este año a las aulas y por ello aprobó un reglamento transitorio que norma sus actividades, como la educación a distancia y las clases semipresenciales y virtuales.

El vicerrector de la UMSA, Jorge Sáenz, informó en Televisión Universitaria (TVU) que, además, se brindó todo el apoyo a la comunidad boliviana, ya que cerraron predios antes de la declaratoria de cuarentena para combatir al coronavirus.

“Se norman las clases virtuales y las presenciales para exámenes, exámenes de tesis, maestrías o doctorados”, dijo.

“Estamos en la etapa final de negociación con un servidor, este permite tener un servicio completo en las distintas plataformas virtuales para la actividad científica; la UMSA enfatiza respetar la ley de derechos de autor”, manifestó la autoridad universitaria.

Agregó que por eso los documentos tienen que ser trabajados desde el punto de vista de los docentes y de los estudiantes.

“Es fácil bajar la información de internet, pero para producir documentos, la universidad da normas”, comentó.

Por otra parte, destacó que el servicio de internet tiene un 80% de rebaja para los estudiantes de la UMSA, con el fin de que accedan a este el 100% de los jóvenes.

“La responsabilidad de esta universidad hace que se haya elaborado este reglamento transitorio, que será evaluado al final del primer semestre”, afirmó.

“A la conclusión del año lectivo 2020 se evaluará nuevamente cómo generó mayor capacidad científica en la comunidad, y luego se mejorará y quedará en la estructura universitaria. Este sí es un proceso educativo de primera magnitud”, aseguró.