Sólo un sector del servicio de salud decidió olvidar la pandemia y a sus pacientes para acatar el paro. (Foto: Jornada)

Bolivia

Luis Larrea, presidente del Colegio Médico de La Paz y actual candidato a la Alcaldía, admitió ayer que la convocatoria al paro médico nacional, en rechazo la Ley de Emergencia Sanitaria, no supera el 20% porque la medida no responde a la necesidad de los pacientes con Covid-19. 

“Hoy, seguramente el 80% no está acatando (el paro) porque hay Covid-19 en el país y tenemos que atenderlos, no los podemos dejar”, indicó, según la ABI.

La Defensoría del Pueblo verificó que de 50 establecimientos de salud en todo el país 40 trabajan con normalidad, es decir el 80%, y no acata el nuevo paro del servicio público. Otros cinco aplicaron la medida extrema, el 10%, y otros cinco la cumplieron de manera parcial.

La verificación del 1 de marzo se hizo luego de que un nuevo paro médico fuese convocado, esta vez por 15 días por el Consejo Nacional de Salud (Conasa), luego de 10 días de suspensión de actividades en el sistema público de salud.

Un sector de los médicos inició el viernes 19 de febrero la medida de presión contra la Ley de Emergencia Sanitaria, que establece acciones en la lucha contra la pandemia del Covid-19, entre ellas el control a clínicas privadas, la estandarización de precios de medicamentos y la inmunización masiva gratuita. Los galenos demandan la abrogación de la norma porque consideran que el contenido atenta a sus derechos.

En pandemia

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, en entrevista en el programa El Mañanero, de la Red Uno, lamentó la medida asumida por un grupo de galenos que no le hace bien a la población en ningún momento.

“Es lamentable que en tiempos de emergencia sanitaria se haga un paro de servicios de salud que ni siquiera debió hacerse, y mucho menos en pandemia, y mucho peor y mucho más lamentable que sea en momentos en los que estamos empezando uno de los hitos históricos en salud, que es la protección del pueblo boliviano mediante la campaña de vacunación”, dijo la autoridad.

El Viceministro agradeció a los galenos, enfermeras y personal de salud que no acatan la disposición, haciendo que el paro no tenga el apoyo ni del 30 por ciento hacia la medida de presión que sólo pone en riesgo la salud de los bolivianos.

“Lastimosamente en departamentos como Santa Cruz y Potosí, donde el acatamiento del paro es un poco más intenso, eso sí perjudica a la vacunación”, dijo.

El Viceministro explicó que las sanciones que se estipulan las debe considerar el Ministerio de Trabajo, ya que día no trabajado es día no pagado.

linkedin