En la ciudad de El Alto las actividades se desarrollaron con tranquilidad. (Foto: Gonzalo Jallasi)

• Redacción Central /

Pese a la instalación de bloqueos esporádicos y algunas movilizaciones, la convocatoria al paro cívico no tuvo la contundencia que sus promotores buscaron, ya que las actividades fueron normales en siete de nueve departamentos.

Al respecto, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, señaló que el paro cívico convocado en búsqueda de impunidad para las personas investigadas por el golpe de Estado de 2019 y las masacres fue un fracaso porque no tuvo la convocatoria que se esperaba debido a que la población se da cuenta de sus intenciones.

Remarcó que la normalidad de las actividades demuestra que la población no quiere parar, sino trabajar.

“Piensan que atacan al Gobierno desinformando, y no es así, más bien sólo generan en la población incertidumbre porque sabemos que los indicadores económicos e indicadores sociales nos dan estabilidad, arrojan estabilidad económica y tratan de generar confusión”, precisó en entrevista con radio Illimani.

Evaluación policial

La jornada de ayer fue casi tranquila en la ciudad de La Paz pese a algunos amagues de enfrentamientos en la zona Sur, en inmediaciones  y barrios periféricos del Cementerio y El Prado.

El comandante de la Policía de La Paz, Augusto Russo, indicó que los efectivos policiales fueron distribuidos a varias zonas para contener a las personas que pretendían enfrentarse, un sector en defensa del paro cívico, y otro que exigía trabajar.

Las agresiones verbales no pasaron de eso y los uniformados pudieron contener a ambos bandos, a excepción de algunas grescas violentas en El Prado, donde se usaron gases lacrimógenos.

Algunas personas fueron arrestadas por ocho horas debido a que insultaron a los policías que trataban de despejar las calles donde fueron prendidas fogatas.

En Potosí también hubo una marcha con tranquilidad, al igual que en Oruro, sin personas detenidas.

En Cochabamba se reportaron bloqueos a lo largo de la avenida Blanco Galindo, sin embargo la Policía y los vecinos de las zonas los levantaron luego de dialogar con los manifestantes.

La ciudad de Santa Cruz fue la que reportó un paro de casi el 70% de las actividades, ya que en zonas como el Plan Tres Mil, La Ramada y la Villa Primero de Mayo, donde viven mayormente migrantes del occidente, no acataron la disposición cívica.

Los policías estuvieron atentos a cualquier enfrentamiento entre los movilizados y quienes rechazaban la radical medida de presión.

En Cochabamba también hubo cierta contundencia, pero a partir de las 15.00 los vehículos empezaron a trasladarse con normalidad.

En Santa Cruz una mujer resultó con heridas de consideración al caer de su motocicleta luego de golpear su cabeza con una pita bloqueadora en el primer anillo.

linkedin