Representantes de Comunidad Ciudadana y la alianza Juntos respaldan las medidas que aprobó el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus.

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

Los actores políticos del país viraron su agenda hacia la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus. De este modo, el cabildeo para lograr un acuerdo para fijar una nueva fecha de elecciones quedó relegado.

En opiniones expresadas por separado, Carlos Alarcón, de Comunidad Ciudadana (CC), y José Luis Bedregal, de la alianza Juntos, exteriorizaron sus preocupaciones por el avance del virus, que ha provocado cerca de 28 mil muertes en todo el mundo.

Ambos políticos, en declaraciones a radio Panamericana, respaldaron las medidas que aprobó el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus que, en el caso de Bolivia, afecta a cinco de los nueve departamentos. Chuquisaca, Tarija, Beni y Pando no tienen contagiados.

Alarcón asistió a la reunión propiciada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en la que se fijaron las bases para postergar los comicios debido a la pandemia del coronavirus.

De hecho, el TSE ya envió ayer un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para que considere una fecha entre el 7 de junio y el 6 de septiembre para la celebración de las elecciones nacionales.

En ese marco, el dirigente de CC afirmó que la medida está justificada porque en un operativo electoral se movilizan miles de ciudadanos, por ejemplo, cuando se desplazan los jurados. “En este momento la prioridad es que no se propague la enfermedad”, enfatizó.

El político afirmó que el expresidente Carlos Mesa, quien se postula a la primera magistratura del país por CC, espera que el Legislativo considere la nueva fecha sobre la base de criterios científicos y técnicos.

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa (MAS), indicó que se debe tratar este proyecto de ley con carácter de urgencia, “porque el TSE requiere contar con la ley para preservar la salud pública y no persigue fines político electorales”.

Bedregal expresó que su alianza está concentrada en preservar la salud de las familias bolivianas, y luego de retornar a la normalidad poder ir a las urnas. «Esperamos aprender de esta pandemia; debemos concertar, trabajar juntos, para encontrar soluciones», añadió.