El bloqueo en la zona de K'ara K'ara en Cohabamba en mayo se convirtió en uno de los focos de propagación del coronavirus en esa región del país. (Foto: Archivo APG)

Roberto Medina/Bolivia Digital

En el Chapare (trópico de Cochabamba), Yapacaní (Santa Cruz) e incluso en varias regiones del Beni se registró un brote significativo de casos positivos de coronavirus y el Gobierno considera que estos contagios se deben a la irresponsabilidad de dirigentes que engañaron a la gente para que se movilice y rompa la cuarentena.

“Hace 25 días hubo conflictos en el Chapare y los dirigentes irresponsables hicieron que la gente se acumule en masa, que salga; y hoy recibiremos los resultados (de las pruebas de salud) de esos dirigentes irresponsables, de Andrónico Rodríguez, del candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), lo mismo que en Yapacaní”, afirmó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

La autoridad aseguró que no es casual que hoy las zonas donde se hicieron movimientos políticos estén infectadas.

“Tenemos que cuidarnos, no dejarnos que nos lleven como borregos a la muerte, aprendamos a cuidar vuestras vidas y no sigamos a dirigentes irresponsables a los que no les importa nuestra vida”, recomendó.

En mayo hubo varias protestas en distintas regiones donde los pobladores aseguraron que el COVID-19 era mentira y por ello demandaron la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez, la realización de elecciones y la suspensión de la cuarentena.

Murillo lamentó el estado de salud del alcalde de Entre Ríos, Aurelio Rojas, quien se encuentra en estado de coma en una clínica particular de Cochabamba.

“Hace 30 días se burlaba de mí el Alcalde de Entre Ríos y hoy está en terapia intensiva. Oramos para que mejore y ahí está claro que este virus ataca a todos, no distingue color de piel, de partido político, o si uno es rico o pobre”, sostuvo.

La autoridad pidió nuevamente a los bolivianos que se cuiden y no escuchen a gente que solo quiere beneficiarse con la política, por ello remarcó la importancia de mantener la distancia social, el lavado de manos y el uso del barbijo.