Las gestiones del Gobierno constitucional de la presidenta Jeanine Añez y luego de varios pedidos al Legislativo para la aprobación de créditos internacionales que permitirán al pueblo boliviano sobrellevar la crisis desatada por la pandemia ocasionada por el COVID19, comenzaron a dar frutos con la aprobación en grande y en detalle en la Cámara de Diputados de dos créditos del Banco Mundial (BM) por $us 254,3 millones y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por $us 450 millones estos recursos permitirán reponer el dinero invertido en el pago de bonos sociales, la Renta Dignidad y una parte de la subvención de la tarifas de electricidad.

El ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, José Abel Martínez, destacó que el Legislativo haya dado luz verde a la liberación de recursos para afrontar los efectos de la expansión del virus en el país.

“Son recursos que necesitamos para seguir ejecutando el presupuesto para enfrentar las necesidades por la pandemia y sus consecuencias”, afirmó la autoridad, luego que explicó los alcances de esos proyectos ante el pleno de Diputados.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, precisó que se aprobaron dos convenios de préstamo por parte del BM, que suman $us 254,3 millones, y otro crédito del BID, por $us 450 millones.

Choque señaló que las propuestas normativas, ahora, pasarán a la Cámara de Senadores para su tratamiento.

Las normas se aprobaron luego de que la presidenta Jeanine Áñez, en reiteradas ocasiones, pidió al Legislativo, controlado por el MAS, la liberación de esos créditos externos destinados a la lucha contra el COVID-19, la reactivación de la economía y el pago del Bono Salud de Bs 500.

El viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga, explicó que el empréstito del BM se destinará a reponer los recursos que se usaron para el pago de los bonos Universal, Familia y Canasta familiar.

En tanto que el préstamo del BID será para devolver los recursos utilizados para el pago de la Renta Dignidad, un saldo restante para el pago del Bono Canasta Familiar y una parte de la subvención de las tarifas de electricidad, que fueron reducidas según el consumo de cada familia, como una forma de mitigar los efectos del coronavirus.

El Ministerio de Economía informó que, entre el 1 de abril y el 13 de agosto, en total se realizaron 11,6 millones de pagos a los beneficiarios de los bonos Universal, Familia, Canasta Familiar y la Renta Dignidad. Para la entrega de esos bonos, el Gobierno destinó Bs 5.155 millones.

El Ministro afirmó que la aprobación de la norma es un paso importante y es resultado de un gran esfuerzo realizado.

Martínez aclaró además que desde un inicio el Ejecutivo entregó toda la documentación requerida por los legisladores y todos los respaldos necesarios para que se puedan aprobar los créditos.

El 3 de agosto, los viceministros Quiroga y de Coordinación y Gestión Gubernamental , Israel Alanoca, se reunieron con la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados para destrabar tres proyectos de créditos, por un total de $us 1.054,3 millones, entre ellos los del BM y el BID.

El tercer crédito de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, por $us 350 millones, destinado a un programa en favor de la emergencia generada por el coronavirus, aún está pendiente para su tratamiento en esa comisión.