Fotos: Página 12

• Página 12 /

A lo largo de la historia del rock hubo todo tipo de conflictos entre sus protagonistas. Fueron muy diversas las formas en que se dirimieron esas diferencias entre los músicos. El libro Segundos afuera: Las peleas más escandalosas del rock cuenta doce anécdotas de sus protagonistas que van desde lo divertido hasta lo trágico.

“Cada relato hace foco en un conflicto específico de una banda o un solista y puede ser leído como si fuera un cuento. Tiene un contexto en el cual se inicia la historia, un desarrollo y un final”, explicó el autor del libro.

Eduardo diana es periodista, trabajó en Clarín, La Nación y es actual editor de la versión digital de Página 12/.

En el prólogo, el periodista Eduardo Fabregat señala que las crónicas que componen el libro “mueven a la sorpresa, a la carcajada, a veces al asombro, siempre a la conclusión de que esa gente que tanto admiramos puede en ocasiones estar movida a la miseria o al delirio, ser protagonistas de hechos de película, sin que ello rebaje en nada nuestro gusto”.

Fabregat califica el libro como “un disfrutable paquete de historias en las que sus protagonistas son, en última instancia, seres humanos haciendo lo que pueden en un baile sin reglas”, añade.

Por las páginas del libro pasan grandes bandas y solistas internacionales. Entre ellas The Rolling Stones, Iggy Pop and The Stooges, Yes y Deep Purple, Sex Pistols, Libertines, The Who y otras.

También hay crónicas sobre The Kinks, los noruegos de Mayhem y los Everly Brothers, la compleja relación entre Chuck Berry y Keith Richards y la escandalosa convivencia entre el explosivo baterista Keith Moon y el actor Steve McQueen, cuando les tocó ser vecinos en Malibú.

El libro narra todos los detalles de la complicada grabación del álbum Quadrophenia de The Who.

Diana agregó que las doce crónicas son picantes, pero controversiales. “Las historias relatadas en el libro no tienen una intención de festejo ni de condena. Sólo se trata de la aventura de internarse en un puñado de relatos y espiar por el ojo de la cerradura del efervescente y vertiginoso mundo de los rockstars”.

Hubo de todo: trompadas en medio de conciertos (con hospitalizaciones y prófugos incluidos); bandas que se separan y sacan los trapitos al sol frente al público; peleas usando los instrumentos para golpearse; guerra de egos, celos; ofensas y maltratos; y hasta puñaladas mortales entre integrantes de una misma agrupación, agrega el autor del libro en la presentación de su texto.

linkedin