Conferencia de prensa de la Ministra de Relaciones Exteriores Karen Longaric. (Foto: ABI)

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

La Cancillería no tiene ninguna facultad ni potestad para hacer compras o negociaciones de ningún equipo o material que se deba adquirir en el extranjero, afirmó este jueves la titular de ese despacho, Karen Longaric.

En declaraciones a Bolivia TV, dijo que esa atribución (adquisición de 170 respiradores españoles) se la asignó al Ministerio de Salud, por lo que consideró que “es un absurdo” el tratar de involucrarla, como intenta hacerlo el Movimiento al Socialismo (MAS).

Advirtió que no se puede jugar con la honra de las personas, por lo que les puede caer «una acción por difamación».

Confirmó que el cónsul de Bolivia en Barcelona, David Pareja, fue convocado a Bolivia, pues se someterá a un proceso administrativo sobre su participación en el caso de los respiradores.

En ese marco, indicó que si Pareja «se sobrepasó en sus funciones, se lo destituirá».

El cónsul envió a la Cancillería un informe sobre sus gestiones en este caso —las cuales realizó a solicitud del Ministerio de Salud— el 11 de mayo, pero la Canciller recién lo conoció el 18. Al respecto, Longaric sostuvo que se investiga si hubo «desvío de correspondencia».