INTER - Longaric - EBC

 

EFE / Brasil – Edición impresa

La canciller de Bolivia, Karen Longaric, acusó ayer al expresidente Evo Morales en plena cumbre semestral del Mercosur de violar flagrantemente la Constitución, y ratificó el compromiso de su país con el proceso de integración del bloque regional.

“La fuerza moral del pueblo boliviano obligó a dejar la presidencia a Evo Morales, quien violó flagrantemente la Constitución”, señaló Longaric durante su intervención en la cumbre de jefes de Estado del Mercosur que se celebra en la ciudad de Bento Gonçalves, en el sur de Brasil.

La jefa provisional de la diplomacia boliviana defendió la gestión del gobierno interino de la presidenta Jeanine Áñez y descartó por completo la tesis de que hubo un golpe de Estado en el país andino.

“¿Cómo podría describirse la situación como golpe de Estado si la Asamblea Legislativa continúa funcionando ininterrumpidamente y recientemente aprobó la convocatoria de elecciones? En Bolivia no hubo un quiebre de la constitucionalidad. La renuncia de las autoridades se debió a marchas pacíficas”, aseveró.

Citó las numerosas denuncias de fraude electoral durante los comicios del 20 de octubre y el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) en que se revela una manipulación dolosa de los votos, alteración y suplantación de actas electorales y la falsificación de firmas.

En este sentido, expresó que el objetivo ahora es reconciliar el país y llevar a cabo unas elecciones generales libres y transparentes, para las que invitó a los países miembros del Mercosur a acompañar el proceso de cerca.

“Bolivia tendrá el proceso electoral más libre y transparente de su historia”, reafirmó.

Proceso de integración

Por otro lado, la canciller  boliviana dijo que el proceso de integración del Mercosur es para su país de la más alta importancia y prioridad.

“Reafirmar la voluntad de Bolivia de contribuir en la profundización del proceso de integración del Mercosur y en las reuniones próximas que se convoquen”, indicó sobre el bloque que conforman Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y al que el país andino está en proceso de adhesión como miembro pleno.

En su opinión, el Mercosur permite “una mayor integración” y comparte “los principios, valores y anhelos” de Bolivia, que son “la defensa de la democracia, el respeto a los derechos humanos y al Estado de derecho, la preservación del medio ambiente”, la “tolerancia a las minorías” y el “combate a la desigualdad”, entre otros.

Participaron en la cumbre el presidente de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Jair Bolsonaro; de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, quien representó a Tabaré Vázquez, ausente de su última cita del Mercosur por el cáncer que padece.