Redacción central – Edición impresa

Con la misión de recomponer el escalafón diplomático y restablecer las bases democráticas del país, la ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, posesionó ayer a Gualberto Rodríguez como viceministro de Relaciones Exteriores y a Javier Martínez como viceministro de Gestión Institucional y Consular.

“La idea es trabajar con funcionarios de carrera de cancillería, pero sobre todo con aquellos funcionarios que han mostrado un alto profesionalismo”, manifestó.

“La tarea común de restablecer las bases democráticas y en segundo lugar, que nos ayuden también a reconstruir y recomponer las bases del escalafón diplomático”, dijo a su turno Rodríguez.