El ministro de Defensa, Fernando López. (Foto: Captura Unitel).

Bolivia Digital

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, señaló que a pesar de que su esposa contrajo el coronavirus y él, junto con toda su familia, decidió aislarse voluntariamente, continuará trabajando por el país y una vez que concluya su cuarentena retomará sus actividades.

“Estamos para cumplir con la misión, con cariño y responsabilidad, seguiré trabajando en el tema de las fronteras y cualquiera sea el resultado no voy a parar de trabajar por Bolivia, voy a guardar mi cuarentena y luego del día 14 estaré donde deba estar”, indicó la autoridad a radio Panamericana.

Agregó que en las siguientes horas conocerá el resultado de las pruebas médicas que se le realizó, al igual que a sus hijos.

“Mi esposa dio positivo y en el transcurso de la mañana se sabrá el resultado de mis hijos y de mí. Es un tema que debemos tener conciencia de con quiénes estuvimos cercanos. Ella está sola en una habitación, no tiene síntomas de la enfermedad y se está cuidando mucho”, remarcó.

Respecto a las afirmaciones, opiniones y publicaciones en redes sociales de algunos políticos que cuestionan todas las disposiciones del Gobierno, señaló que se trata de una «ociosidad política» de gente que está en sus casas junto con sus familias.

“Todos los ministros se sacrifican en todos los departamentos y hay gente que desde su casa no se da cuenta del sacrificio familiar que hacen todos los del gabinete. Ellos escriben desde la comodidad de sus casas y no hacen nada por ser propositivos o entender la posición y es una pena porque todos debemos estar unidos”, dijo.

Aseguró que a pesar de ello, el Gobierno no mira a los bolivianos por el color político y que todas las autoridades se seguirán sacrificando para cumplir con su trabajo.