Fernando Del Carpio Z. – Edición impresa

“Hoy no es un día común, históricamente por primera vez una presidenta constitucional pisa esta tierra bendita”, dijo ayer el ministro de Defensa, Luis Fernando López, en Sanandita.

El acto de clausura del curso de satinadores, oficiales y sargentos de la Escuela de Cóndores Bolivianos, asentada en Sanandita, estuvo encabezado por la presidenta Jeanine  Áñez y el titular de Defensa resaltó que engalana la ceremonia por su valor y su fe, y que “es una dama que lleva en sus hombros la recuperación de la democracia, la pacificación y nuevas elecciones, tareas de este Gobierno transitorio”.

El ministro López afirmó que  vivimos una época crucial en la pacificación del país y que las Fuerzas Armadas y los satinadores tienen un rol relevante en la pacificación.  “Hoy más que nunca  debemos tener la fe puesta en Dios para defender a cada boliviano y boliviana; hoy debemos demostrar de qué estamos hechas las fuerzas especiales”, apuntó.

También el titular de Defensa lanzó un mensaje claro y conciso a aquellos extranjeros que osan pisar nuestro territorio para ofender a los bolivianos. Les advirtió de que “nuestras Fuerzas Armadas están preparadas desde hace más de 40 años en la lucha contra el terrorismo”.

Recordó que la Escuela de Cóndores se creó en 1980 y afirmó que “nos venimos preparando contra la subversión y terrorismo. (…) cuidamos nuestras fronteras, no den un paso en falso”.

Los ministros de la Presidencia y de Comunicación, además de altos jefes de las Fuerzas Armadas participaron en el acto que se llevó a cabo en Sanandita.