Luis Cruz/ Especial/

El exministro de Defensa Luis Fernando López quiso evitar el juramento del binomio Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes, del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), con un golpe militar y mercenarios de Estados Unidos (EEUU).

El periodista de The Intercept Lores Blet, que formó parte de la investigación sobre el segundo intento de golpe de Estado a los candidatos que se impusieron con el 55,11% en las elecciones presidenciales del 18 de octubre de 2020, en entrevista con Bolivia TV, informó que el audio en el que se escucha a López conversando con un contacto estadounidense se realizó entre el día de los comicios hasta la primera semana de noviembre de ese año.

“Esas conversaciones vienen entre la elección de octubre del año pasado y la elección (juramento) del presidente Luis Arce, y están hablando, y están hablando sobre la posibilidad de traer varios cientos de mercenarios con base en Nueva York Miami a Bolivia para impedir la inauguración (juramento), e incluso para formalizar alianzas”, sostuvo.

Señaló que tuvieron acceso a otros audios posteriores en los que se evidencia que el nivel de apoyo a esa decisión era bajo, pero que continúan buscando ayuda de varias unidades.

“Los mercenarios con los que hemos hablado nos cuentan que ellos iban a tener una operación de entrenamiento para la Policía Boliviana legítima, no había una intención de golpe ni nada de eso”, precisó.

“El expresidente Evo Morales denunció que había un complot por parte del excomandante Sergio Orellana para impedir la inauguración (juramento), tenemos audios en los que el exministro López señala que el comandante Sergio Orellana ya estaba en conversaciones sobre este tema”, añadió.

GESTIONES
De acuerdo con la investigación de The Intercept, en mayo de 2020 Joe Pereira, principal organizador de la misión de mercenarios a Bolivia para ejecutar un segundo golpe de Estado, inicia contactos para ese propósito.

En mayo de 2020, a través de un correo electrónico Luis Suárez, conocido como ‘Cyber Rambo’, además de ser el traductor de la conversación entre Suárez y López, es contactado por Pereira.
En junio de 2020, Suárez se percata del correo electrónico, aunque niega haberlo leído porque consideraba que era una estafa a Luis Fernando López (Ministro de Defensa).

Entre el 18 de octubre y 4 de noviembre Luis Fernando López (Ministro de Defensa) se contacta con Joe Pereira vía teléfono. Luis Suárez es el traductor. Sostienen una comunicación por más de 20 minutos en la que se acuerdan los servicios a ser ofrecidos por los mercenarios norteamericanos.

El 5 de noviembre de 2020, Luis Fernando López huye de Bolivia hacia Brasil. Fracasó su intento de golpe de Estado.
El expresidente Evo Morales, asilado en Argentina, el 7 de noviembre de 2020, denuncia que Sergio Carlos Orellana Centellas, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA), intentaba conformar una “junta militar” para impedir que Luis Arce Catacora jure como presidente de Bolivia. Orellana fracasó en su intento.

Finalmente, Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes juran como presidente y vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia el 8 de noviembre de 2020.

DIÁLOGO LÓPEZ-PEREIRA
Traductor: Al terminar esta llamada, señor Ministro, lo que vamos a hacer es también con el Alto Mando Policial.

López: Ok, eso es muy importante porque el Alto Mando Militar ya está en conversaciones de apronte y, cuál es el tema, yo quiero ser bien específico: la lucha, el mensaje de la lucha está en que quieren reemplazar las Fuerzas Armadas bolivianas y la Policía por milicias cubanas y venezolanas, ése es la punta del hilo, es lo que va a permitir que nuevamente Bolivia se levante y no permita el gobierno de (Luis Alberto) Arce, ésa es la realidad.

Traductor: Señor Ministro, yo le voy a preguntar algo como boliviano, cuán dispuestos están ustedes a hacer que esto funcione, están dispuestos a hacer operaciones psicológicas, están dispuestos a manipular la información al igual que lo hace el MAS.

López: Ciento por ciento.

Traductor: Nosotros podemos ayudarles, señor Ministro, con el tema operativo, podemos ayudarle con operaciones psicológicas, podemos ayudarle con entrenamiento y con asesoría en administración de ataques contra insurgentes, contra subversivos. Tenemos una persona dentro del MAS, en el círculo cerrado de Raúl Linera que está trabajando con nosotros.

López: Excelente.

Traductor: Podemos conseguir hasta 10 mil hombres, no creemos que necesitemos 10 mil hombres, pero podemos encontrar hasta 10 mil sin ningún problema.

López: Es un gran dato.

Traductor: También podemos brindar 300 personas expertas en la aplicación de leyes, para que puedan entrenar y guiar a la Policía.

López: Ok, leyes bolivianas me imagino.

Traductor: Sí señor Ministro, como policías. En realidad es gente que mantenga la paz y el orden en la sociedad civil.

López: A ya, Ok, perfecto.

Traductor: La manera que estas 300, este tipo de personas, han trabajado en Irak y en Afganistán ha sido de aconsejar a la policía y entrenarlos.

López: Excelente.

Traductor: En este momento tenemos gente con muchas y diversas especialidades ya en Bolivia, de ser necesario podemos traer incluso más cubiertos como pastores, fotógrafos, gente de noticias, empleados de empresas privadas, etc.

López: Ok, eso es muy importante, yo quiero puntualizar lo siguiente: el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas está trabajando en todo esto, mañana tiene que haber una reunión clave con algunas promociones que van a tomar el mando después y va a haber un trabajo con la Policía también para ver, es por eso que es importantísimo que ustedes también se aseguren que la Policía está en este camino.

Traductor: Ok, entonces, señor Ministro, usted cómo ve su agenda para las siguientes horas para que podamos coordinar con Murillo.

López: Yo voy a estar atento, mi agenda ahora está centrada un poco en evitar la hecatombe de mi país, que ingresen tropas venezolanas y cubanas, y de Irán, que es la información que tenemos. Entonces yo estoy ciento por ciento, 24-7, estas próximas 72 horas son fundamentales para el país.

Quiero decirles que esto se lo voy a comentar al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, que es una persona de mucha confianza mía, y además que ya está comandando el tema éste, para que él también vea la parte operativa, porque él es el que realmente puede generar la operación militar como tal en coordinación con los propios comandantes.

El primer golpe de 2019 tuvo apoyo internacional

Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), Jorge Tuto Quiroga, Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional (UN), jerarcas de la Iglesia Católica, representantes de la Unión Europea (UE), diplomáticos de España, la Organización de Estados Americanos (OEA), entre otros, fueron parte de la confabulación del golpe de Estado contra el Presidente constitucional de Bolivia en noviembre de 2019.

Bajo la narrativa de pacificación del país, los nombrados se reunieron entre el 9 y 12 de noviembre de 2019 en la Universidad Católica Boliviana (UCB) para analizar la salida política en caso de renuncia de Evo Morales a la presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia.

Ninguno de los actores eran parlamentarios, gobernadores, asambleístas departamentales, alcaldes o concejales. Es más, a ese encuentro diputadas y senadoras del Movimiento Al Socialismo (MAS) fueron convocadas el 11 de noviembre, pero no se avanzó en el diálogo por la exigencia de que se deje despegar la aeronave con Evo Morales, Álvaro García, entre otros.

En la reunión del 12 de noviembre no se logró un acuerdo para la sucesión constitucional porque Carlos Mesa, Tuto Quiroga y Doria Medina ya habían definido el 10 de noviembre que la presidenta sea la senadora por los Demócratas Jeanine Añez, quién además sindicó a Mesa de haberse negado a que haya una salida constitucional.

Añez no juró en la Asamblea y la banda presidencial le impuso el Comandante de las FFAA.