1550061976_487653_1550062164_noticia_normal

 

Agencias /Bolivia Digital

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó  que «aminoró considerablemente» la «vigilancia extrema» de la Embajada de su país en Bolivia. Un día antes, el lunes, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) había denunciado que personal de Inteligencia boliviano tenía vigilada la sede diplomática mexicana donde actualmente se encuentran refugiados al menos 25 exfuncionarios y legisladores afines al presidente expresidente Evo Morales.

«Había una situación violatoria del derecho internacional, al derecho de asilo, a las convenciones para proteger al personal de la Embajada y quienes habitan ahí», dijo López Obrador en su conferencia matutina.

«Había demasiada seguridad en el caso de la Embajada de México en Bolivia. Hubo un comunicado de la SRE expresando nuestra inconformidad y tengo noticias que aminoró considerablemente esta situación de vigilancia extrema en nuestra Embajada en Bolivia», agregó.

El mandatario mexicano no quiso ahondar mucho en el tema, pero comentó que su país estará pendiente de la situación política en Bolivia.

«Estamos en espera que se aclaren muchas cosas. Queremos ver si se va a convocar a elecciones. Quién va a participar en las elecciones, tanto en la organización, si van a poder participar todas las fuerzas políticas, si se va a restablecer el orden legal en Bolivia, todo esto en el marco de nuestra política de no intervención», concluyó.