El ministro Arturo Murillo, durante la conferencia de prensa, hoy. (Foto: Ministerio de Gobierno)

Bolivia Digital

En días anteriores se observó a varias personas que agredieron a militares y policías que hacían cumplir la disposición de cuarentena total para evitar la propagación del coronavirus, por el ello el Gobierno dispuso sanciones más drásticas contra esa gente para precautelar la integridad y salud de los uniformados.

“Toda persona que agreda será procesada e irá a la cárcel por agresiones a militares y policías e incluso a funcionarios que solo colaboran, que ayudan en la emergencia. Estamos arriesgando nuestras vidas para cuidarlos, en el caso de los que hacen política, vamos a hacer que la ley y la justicia les caiga con la mayor drasticidad”, señaló el ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

Estas agresiones se registraron en Río Seco y Senkata (El Alto), Pumas Andinos (Oruro) e incluso en el trópico de Cochabamba.

La autoridad remarcó la importancia de colaborar entre todos los bolivianos y acatar las disposiciones para que no se incrementen los casos de coronavirus, cifra que ya alcanzó los 39 casos en todo el país.