Los bolivianos que deseen viajar a México ya no tendrán que tramitar su visa. (Foto: Archivo)

• Williams Ramírez

La supresión de visas, medida que entra en vigencia este mes, profundiza las relaciones bilaterales entre el país andino y el norteamericano.

La embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, informó ayer que desde el 24 de mayo los bolivianos no necesitarán visa para ingresar a ese país, confirmando el acuerdo del 24 de marzo entre el presidente Luis Arce y su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

“La visita del presidente Arce permitió avanzar en varios temas que teníamos sobre la mesa desde 2019, uno de ellos y muy importante es esta supresión de visas. Los presidentes acordaron que a partir del 24 de mayo inicie el periodo para que visitantes con actividades no remuneradas ingresen a México, esto sin duda impulsa la integración de nuestros pueblos, facilitando la movilidad, el turismo, la movilidad cultural y la movilidad de negocios”, mencionó.

Bolivia era uno de los pocos países en América del Sur en que los ciudadanos tenían que presentar este requisito. Con la disposición se facilitará la movilidad con fines de turismo, culturales y de negocios de los nacionales de ambos países, pues se permitirá a los bolivianos ingresar a México con su pasaporte ordinario por un máximo de 180 días.

“Hemos acordado cooperar en el tema de la pandemia, cooperación técnica, además de científica y cultural. Este año vamos a tener ya las reuniones de las comisiones mixtas en estos temas, vamos a avanzar también en la revisión de nuestro acuerdo de complementación económica para ver de qué manera podemos incrementar nuestros intercambios que dan cuenta de ese interés en profundizar más la relación”, complementó Mercado, entrevistada por Bolivia TV, recordando que ambos Estados cumplen 190 años de relaciones diplomáticas y se tiene pensado incorporar otras medidas más.

Los bolivianos pueden permanecer en territorio mexicano por un periodo de 180 días a partir de su ingreso, sin que después de ese tiempo se pueda extender el plazo o puedan cambiar de calidad migratoria.