Roberto Medina / Bolivia Digital

Entre el 13 de abril y el 15 de mayo, más de 5 millones de bolivianos se beneficiaron con los bonos creados por el Gobierno central para los sectores más vulnerables de la sociedad, a fin de que afronten la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

El Ministerio de Economía y Finanzas, en su último reporte, detalló que 1.417.839 bolivianos se beneficiaron con la Renta Dignidad, 833.170 personas cobraron la Canasta Familiar, 2.091.024 ciudadanos se favorecieron con el Bono Familia y 748.429 bolivianos cobraron el Bono Universal. En total, 5.158.624 ciudadanos cobraron los diversos beneficios.

“Lo importante para nosotros es la salud y economía del pueblo. Seguimos avanzando”, afirmó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

La autoridad exhortó a la población a tener unidad y cumplir las medidas de bioseguridad para evitar la mayor propagación del virus, cuyos casos positivos en el país ya suman más de 3.800.

Una nota de prensa del Ministerio de Gobierno señala que la cuarentena paralizó el aparato estatal y gran parte del comercio, lo que llevó al Gobierno a crear bonos para que las personas de la tercera edad, desempleados, embarazadas, discapacitados y padres de hijos en edad escolar cuenten con recursos para enfrentar la crisis.

El Bono Familia, de Bs 500, se desembolsa a los hogares con hijos en establecimientos educativos públicos, privados o en escuelas alternativas; el Bono Universal, de Bs 500, es para personas mayores de 18 años que no tienen ingresos ni cobran alguna renta o bono.

La Canasta Familiar, de Bs 400, se paga a adultos mayores que reciben la Renta Dignidad, pero no otra renta o jubilación. También perciben este bono las madres que reciben el bono Juana Azurduy y las personas que acceden el bono discapacidad.