El ministro de Defensa, Fernando López, anuncio que dos nuevos campamentos, para recibir a los bolivianos que desean retornar al país, se habilitarán en los próximos días en Yacuiba y en Puerto Suárez. (Foto: Opinión).

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

Dos nuevos campamentos para recibir a los bolivianos que desean retornar al país se habilitarán en los próximos días: el Fray Quebracho en Yacuiba, a partir del 7 de mayo; y el de Puerto Suárez, desde el 9.

El anuncio lo hizo hoy el ministro de Defensa, Luis Fernando López, al indicar además que en Puerto Quijarro, cerca de la frontera con Brasil, se alista el centro de cuarentena Germán Busch.

Explicó, en declaraciones a radio Panamericana, que «son lugares físicos, no son carpas, tienen condiciones mínimas y estables para recibir a los connacionales».

López manifestó que el Viceministerio de Defensa Civil coordina con las autoridades locales para la puesta en funcionamiento de estos centros.

«Tenemos fronteras extensas, donde hay muchos ingresos ilegales. Algunos eluden el control de las patrullas militares, pero al hacerlo y estar contagiados dañan a su familia, por lo que les pido que sean conscientes y no irresponsables, ingresen por los puestos fronterizos legales», aseveró.

El titular de Defensa recomendó a todos los bolivianos que intentan ingresar que pasen por los lugares legalmente constituidos, con todos los servicios.

Dijo que bajo esos parámetros funciona el campamento Tata Santiago, en Pisiga, con capacidad para albergar entre 450 y 480 personas procedentes de Chile.

Además, en el marco del acuerdo entre los ministerios de salud de ambos países, cientos de bolivianos ingresan sanos y se coordina su traslado; otros deben permanecer en el campamento 14 días, para luego ser llevados a su lugar de origen.

En el caso de Yacuiba, Tarija, los bolivianos que vienen de Argentina podrán ingresar por el puente. Y en Puerto Quijarro y Puerto Suárez, los procedentes de Brasil.