Infografía: Yuri Rojas

Redacción Central /

Aunque en el país hay más de 200 sitios sagrados donde se realizan las ofrendas a la Pachamama por el Año Nuevo Andino Amazónico Chaqueño, este año se festejará el evento de forma virtual.

En 2018, el Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización informó que en el país existen más de 223 puntos sagrados que celebran el tradicional festejo. Para el experto en arqueoastronomía Manuel de la Torre, las culturas del Beni son muy parecidas a las andinas, ya que en sus sitios arqueológicos se encontraron vasijas similares a las de Tiwanaku.

“En Santa Cruz tenemos a Samaipata, que está entre la frontera de Cochabamba y Santa Cruz, ahí existe un gran centro arqueológico. En el lugar se encuentra una montaña tallada con características de los incas. Tenemos culturas bastante perdidas en esos lugares, hace falta todavía mucha investigación”, agregó.

En La Paz, la principal celebración será en las ruinas de Tiwanaku, en el templo de Kalasasaya; este año la participación será reducida y con presencia de autoridades locales, nacionales y medios de prensa.

AÑO NUEVO ANDINO AMAZÓNICO Y CHAQUEÑO EN RIBERALTA

El investigador e historiador Luis Moreno indicó que pueblos de las tierras orientales, muy cercanos a los incas, como los esse-ejjas, tacanas, yuracarés, chiriguanos, yuquis y guaraníes también celebran el inicio de un nuevo ciclo, aunque respetando sus creencias, costumbres y tradiciones.

“De allí que hasta en la actualidad son pueblos seminómadas, que poseen calendarios agrícolas muy similares a los andinos mayas y muy diferentes al calendario gregoriano”, manifestó el investigador.

Para Moreno, determinar un año exacto de cuándo se empezó con esta celebración sería muy difícil, ya que los periodos del calendario amazónico y aymara son complejos.

“Riberalta y la amazonia es un punto geopolítico donde se conecta y concentra no sólo al oriente con el occidente, sino al norte con el sur. Prueba de ello es que los propios incas se dieron cuenta de la importancia de la región y en el sur de Pando edificaron una ciudadela, que representaría la unión de las culturas”, dijo.