Los futbolistas pedirán volver al 100% de sus sueldos desde junio. (Foto: Fabol)

La Paz / Bolivia Deportes

Se viene otra dura batalla entre los dirigentes de clubes y los jugadores en el tema salarial, porque los arreglos se fijaron hasta mayo sin prever que la vuelta a la actividad futbolera en el país se pueda extender hasta agosto.

El vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Robert Blanco, señaló que “habrá otro lío”, esperando que el tema se pueda arreglar dialogando y entendiendo que los equipos no recibirán ningún tipo de ingreso en los próximos tres meses.

De antemano, los futbolistas ya anticipan que no aceptarán otra reducción de sueldos porque ya accedieron a bajarse el 50% de marzo y el 75% de abril y mayo.

“No aceptaremos otra rebaja de sueldos, ya hemos renunciado a dos completos y otros más afectará a la economía de nuestras familias”, dijo uno de los capitanes, que pidió reserva.

Sin embargo, dijo que tampoco se cerrarán a escuchar a los dirigentes.

Preocupación en clubes

El presidente de Guabirá, Rafael Paz, admitió que cundió la preocupación en los clubes por el tema, ya que será complicado negociar otra reducción salarial.

“No nos queda otra que negociar con los jugadores, esperamos su comprensión, aunque esta vez será más dura la pelea, pero no hay que apresurarse porque el campeonato puede volver en junio o julio a más tardar”, manifestó.

Con la situación por la que atraviesa el fútbol es difícil que vuelva a tener la regularidad de antes, porque los partidos se jugarán con estadios sin público. “No les vamos a pagar los sueldos que ganaban antes de la cuarentena porque no vamos a tener ingresos y los dirigentes tendremos que meter la mano al bolsillo para cumplir”, expresó.

Sobre la forma de premiación del torneo Apertura, aclaró que no es bueno hacer suposiciones y que la decisión se tiene que tomar en consenso entre los 14 clubes, de acuerdo con la mejor propuesta.

Sin previsión

Por su lado, Blanco dijo que los presidentes de los clubes no tomaron las previsiones respecto al tiempo que duraría la cuarentena y el retorno al fútbol.

“Nadie pensó que está situación se prolongaría tanto. Creímos que no pasaría de mayo y en junio ya estaríamos jugando, pero parece que la cosa se alargará hasta agosto. Los dirigentes, por precaución, debían arreglar la reducción salarial hasta fin de año o por tiempo indefinido. Si al principio costó llegar a un acuerdo, ahora será mucho más difícil”, enfatizó.

Destacó que 10 de los 14 clubes ya arreglaron la reducción de sueldos por los meses de marzo, abril y mayo. Faltan Aurora, Palmaflor Vinto, Real Santa Cruz y Royal Pari.