Gonzalo Pérez Bejar / Bolivia Digital

Marcos Daniel Riquelme y Diego Bejarano, ambos jugadores de fútbol pertenecientes a los registros del Club Bolívar de la ciudad de La Paz, compartieron el viernes una rutina de ejercicios junto a sus hijos con el objetivo de estimular a la niñez y a las familias a realizar actividad física y deportiva en sus hogares durante la cuarentena que la población mantiene para evitar la propagación del coronavirus.

Ambos deportistas publicaron su experiencia en las redes sociales, en la dirección https://www.facebook.com/events/260987981963583/, informó Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), organismo internacional que promovió esta actividad.

En el juego salió vencedor el académico Riquelme, con dos de los tres retos organizados. Al final de la competencia, el mensaje fue que hay que hacer deporte para derrotar al coronavirus.

“Pese al encierro, me siento bien y muy tranquilo, tratando de hacer gimnasia, mirar películas, jugar con mi hija mayor Mara y cuidando de la menor, también cocinando a veces y ayudando (a la esposa)”, comentó Riquelme. Añadió que estar con su familia es disfrutar, más aún porque lo acompañan tres mujeres.

En tanto que Bejarano, acompañado de su hijo Diego, señaló que lo más importante es estar con la familia, “estar con los hijos es muy bueno”.

Los tres retos que cumplieron los dos deportistas fueron: hallar cosas caseras para jugar algo, jugar ping pong usando sartenes como raquetas y finalmente realizar “técnicas” con el balón, mientras sus hijos las contaban.

Riquelme y Bejarano invitaron a los niños, papás y mamás a compartir rutinas de ejercicio y recreación en sus casas y darse un tiempo de calidad en familia.

La oficial de Educación de Unicef Bolivia, Sandra Arellano, indicó que, mediante el deporte, la recreación y el juego, niños y adolescentes de ambos sexos aprenden a pensar críticamente y emplear su criterio para solucionar problemas.

“Esas actividades promueven el sentido de la amistad, la solidaridad y el juego limpio. También enseñan autodisciplina y respeto por los demás, fortalecen la autoconfianza, propician el liderazgo y desarrollan habilidades de afrontamiento y la capacidad de trabajar en equipo”, explicó.

Insistió en que practicar deportes y jugar hace la diferencia. Por eso, invitó a la ciudadanía a registrarse en el link para acceder a una guía denominada «Deporte, recreación y juego» de Unicef, así como a la grabación después del Live.

Esta actividad en redes sociales, denominada “Deporte y juego en tiempos de coronavirus”, es una más de las que lleva adelante el organismo internacional dentro de la serie denominada “Unicef en casa”.