Los controles son más rigurosos en La Guardia. (Elmundo)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

Los ingresos por carretera de los municipios de Porongo y de la Guardia (tercera Sección municipal), ubicados ambos en la provincia Andrés Ibáñez, en el departamento de Santa Cruz, están siendo fuertemente custodiados por efectivos de las Fuerzas Armadas y Policía, que controlan las 24 horas y los siete días de la semana el ingreso de vehículos y personas como parte de la lucha contra el coronavirus.

El kilómetro 8 de la carretera de la Guardia amaneció hoy rigurosamente controlada, según imágenes mostradas por Unitel. El responsable de Obras Publicas y Guardia del municipio, Luis Villazón, explicó que, en primera instancia, cuando se presenta algún vehículo lo hacen parar, piden al conductor y a los pasajeros que bajen e inmediatamente los desinfectan para que puedan ingresar si es necesario, si tienen permiso y si les toca circular ese día.

Villazón manifestó que se está realizando un trabajo de prevención para evitar que se propague el COVID-19. “El gobierno municipal, a través de esta medida, pretende desinfectar todos los vehículos y a las personas que ingresan al lugar. Hasta el momento no ha habido ningún problema, las personas responden bien, incluso agradecen, porque saben que se está precautelando su salud y que es una medida de bioseguridad”, reiteró.

Indicó que en horas de la mañana y hasta el mediodía el ingreso de transporte pesado es bastante intenso porque ingresan alimentos para el abastecimiento. “Es ahí donde doblamos el control”, dijo.

Porongo

En el caso de Porongo, este municipio cerró sus fronteras en carretera  para tener un mayor control del ingreso y salida de la ciudadanía. También intensificaron el control en relación a hacer  cumplir la medida de prevención y seguridad por el COVID-19.

En este municipio el único ingreso es por el Urubó y el Kilómetro 15. Los uniformados de las dos fuerzas del orden que controlan el lugar se encuentran bien equipados y con los implementos de bioseguridad que corresponde, anunció Julio César Carrillo, representante de la Gobernación de Santa Cruz.