PUMASCHIQUIS

 

Bolivia Digital 

Los buses PumaKatari retornaron a las calles y avenidas de La Paz para brindar el servicio de transporte municipal para la ciudadanía, en sus siete rutas, con la asistencia de los ChikiTitis, que reemplazarán a los 66 vehículos ediles destrozados y quemados hace un mes.

“Es un gran día porque se va a restablecer todas las rutas del Servicio de Transporte Municipal (SETRAM). Los ChikiTitis salieron al rescate de su hermano mayor”, aseguró el Alcalde Luis Revilla en el patio de Caja Ferroviaria, donde se realizó un acto para reiniciar las operaciones del servicio de La Paz Bus.

Antes de que los motorizados retomen su circulación autoridades, vecinos y servidores públicos compartieron un desayuno y luego todos los abordaron para iniciar una caravana que recorrió al ruta Caja Ferroviaria, Integradora y Chasquipampa. 

El responsable de Control Social de Caja Ferroviaria, Alejo Puma, dijo que en su zona extrañaron la presencia de los buses municipales por la calidad de trabajo que brindan. “Perdimos algunos buses, pero vendrán miles con la bendición de Dios, es una alegría para nosotros volver a verlos en nuestras calles”, resaltó.  
El 10 de noviembre pasado, 64 buses PumaKataris fueron quemados durante los conflictos sociales, por lo que se vio interrumpida la prestación del servicio del PumaKatari. Posteriormente, el alcalde Revilla confirmó que otros dos buses no podrán volver a operar por los daños sufridos, subiendo la cifra 66.

“De los cerros vinimos los vecinos a defender a conciencia este patio, querían hacer estragos, fueron noches de terror”, recordó el dirigente vecinal de Caja Ferroviaria, Luis Fernando Manrique sobre las barricadas que armaron para proteger los buses de Caja Ferroviaria, ya que en la zona Sur destrozaron varios vehículos. 

Aplausos, carteles de bienvenida y arengas en apoyo a los PumaKatari y ChikiTiti fueron algunas de las muestras de afecto de la ciudadanía durante el recorrido que hizo Revilla junto a una caravana hasta la plaza Alonso de Mendoza. De ahí, tomó otro bus para recorrer toda la Periférica y Miraflores, donde también los recibieron con globos y felicitaciones en las distintas paradas de los buses. 

Ya en la plaza Camacho, en el macrodistrito Centro de La Paz, Revilla encabezó el acto central después de ofrendar una mesa a la Pachamama y compartir un apthapi con los artesanos y comerciantes de la zona. Además, hubo un show de danza y música, donde el cantautor Luis Rico presentó un tema dedicado al PumaKatari. 

En su discurso en aymara, la concejala Beatriz Álvarez destacó que los buses ediles trabajan las 24 horas del día durante toda la semana, motivo por el cual es añorado por la población. Desde hoy el PumaKatari y los ChikiTitis retoman la actividad en los mismos trayectos, al mismo costo de pasajes y preferencias a los niños, mujeres embarazadas y personas con discapacidad. 

“Quiero pedirles que cuidemos los buses, así durarán más de los 20 años que tienen de vida útil y seguirán siendo el mejor sistema de transporte del país (…) porque el PumaKatari tiene algo que no tienen otros sistemas de transporte que conozcamos en Latinoamérica y el mundo, que es este cariño, apego, identificación, respeto, amor y educación ciudadana que simboliza el PumaKatari”, remarcó el Alcalde. 

39 ChikiTitis en las calles paceñas

El director General de La Paz BUS, Edward Sánchez detalló que 130 vehículos están funcionando desde hoy, de los cuales, 39 son ChikiTitis y el resto PumaKataris. “El compromiso de La Paz Bus es dar el servicio con la misma calidad de siempre”, afirmó el funcionario. 

Recordó que de los 66 buses destrozados y calcinados, 64 se quemaron la primera noche y de cinco que rescataron después, dos más estarán fuera de servicio porque se hizo una evaluación y no pueden ser restablecidos. Es así que anunció sorpresas en favor de los ciudadanos que usan estos vehículos para transportarse por la urbe, como la nueva parada en la plaza Camacho.