INTER-F1-LABALLE - AFP

 

AFP/Bolivia/Edición Impresa
Luis Lacalle Pou, exsenador de 46 años del centroderechista Partido Nacional, será el próximo presidente de Uruguay tras 15 años de hegemonía de la izquierda, luego que su contrincante Daniel Martínez lo reconoció.

“Saludamos al presidente electo @LuisLacallePou, con quien mantendré una reunión mañana”, escribió Martínez en su cuenta de Twitter, tras el reñido escrutinio primario del domingo que obligó al tribunal electoral a esperar por el tradicional recuento secundario de votos antes de oficializar al ganador de las elecciones.

El presidente de la Corte Electoral, José Arocena, dijo a la AFP que una vez que termine este conteo, el organismo proclamará a la fórmula ganadora, previsiblemente el viernes.

La victoria de Lacalle Pou pondrá fin a tres mandatos consecutivos del Frente Amplio, un período que desde el 2005 alternó en el poder al actual mandatario Tabaré Vázquez y al exguerrillero José Mujica.

Compás de espera 
Aunque las encuestas previas al balotaje pronosticaban una cómoda victoria de Lacalle Pou, el escrutinio que comenzó en las mesas de votación en la tarde del domingo moderó el triunfalismo reinante entre sus seguidores, y reanimó a los prácticamente desahuciados militantes del Frente Amplio. 

Según el conteo inicial, Lacalle Pou obtuvo 1.168 millones de sufragios, frente a 1.139 de Martínez, una diferencia de menos de 30 mil votos que era inferior al cómputo de los denominados votos “observados” —cuando los electores sufragan en circuitos que no les corresponden o no figuran en el padrón—, que totalizaron 35 mil y que demoran en contabilizarse pues debe cotejarse la identidad del votante.

Esos votos suelen reproducir la tendencia del escrutinio general, pero existía una remota chance de que el resultado pudiera revertirse, lo que impidió que el tribunal electoral realizara un anuncio oficial.

El compás de espera se abrió tarde en la noche del domingo, cuando Martínez habló en su comando de campaña ante sus seguidores sin reconocer el triunfo de Lacalle Pou. “Hay que esperar”, dijo esa noche.

Minutos después, el candidato de la coalición opositora apareció ante los militantes de su partido y de otros partidos que apoyaron su candidatura, y recriminó a su contrincante que no reconociera su derrota ante un resultado que consideró “irreversible”.

La Corte Electoral de Uruguay, observando los protocolos establecidos, esperó las 48 horas para iniciar el recuento.

El tuit del oficialista Daniel Martínez reconociendo el triunfo de Lacalle se adelantó 24 horas al esperado anuncio oficial del viernes.

El heredero que desplazó a la izquierda 

Luis Lacalle Pou, abogado e hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995) y la exsenadora Julia Pou, es el heredero de un movimiento político conocido en Uruguay como “Herrerismo”, por el apellido de su bisabuelo paterno, Luis Alberto de Herrera, quien integró un Ejecutivo colegiado en la década de 1950.

Es el segundo de tres hermanos. Tenía 16 años cuando su padre se convirtió en presidente por el Partido Nacional, al que hoy lidera.
Diputado entre 2000 y 2015, y senador desde 2015 hasta que renunció a su curul para dedicarse a esta campaña, es amante del mar y la naturaleza, y a veces se define como un biólogo “frustrado”.

Casado y padre de tres hijos, buscaba por segunda vez la presidencia tras caer en la segunda vuelta de las elecciones de 2014 ante el actual mandatario, Tabaré Vázquez.

En su programa de gobierno plantea reducir el gasto del Estado para superar el persistente déficit fiscal de 4,9% del PIB que arrastra el país.
Propone, además, reducir la reposición de vacantes en el sector público para bajar erogaciones por hasta 900 millones de dólares en cinco años.