Efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana reprimen con agentes químicos a manifestantes en 2019. (Foto: Archivo El Comerciope)

• Redacción Central /

La administración de Mauricio Macri organizó el envío de armamento a la Embajada en Bolivia el 7 de noviembre de 2019, según la denuncia presentada ante la justicia contra exautoridades de ese país, reporta el matutino Página 12 de Argentina.

De acuerdo con el diario, el proceso es contra Macri y sus exministros de Seguridad, Patricia Bullrich; de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie; de Defensa, Oscar Aguad (Defensa), y el exembajador Normando Álvarez, además de otros cinco exfuncionarios.

Según el informe, el entonces director de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), Eugenio Cozzi, modificó el 7 de noviembre la regulación de la salida definitiva o temporaria del país de materiales controlados. Esa decisión flexibilizó los requisitos para las salidas temporarias de armamentos y eliminó las exigencias de informar a la Aduana.

La denuncia da cuenta de que el 11 de noviembre la Gendarmería pidió la autorización de exportación temporaria del armamento que iban a usar los gendarmes. Allí se hizo una ampliación del cupo de municiones a llevar.

Advierte que existió otra ampliación del material a trasladar, en el que figuran los 70 mil cartuchos antitumultos, 100 spray de gas pimienta y 661 granadas de mano de gas hostigamiento, ítems con el que coincide la carta de agradecimiento del comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Gonzalo Terceros.

“Es necesario destacar que el Hércules en el que se trasladaron los gendarmes incluyó el transporte de 177 bultos. Este avión de la Fuerza Aérea Argentina aterrizó en Bolivia durante la madrugada del 13 de noviembre”, un día después de que Jeanine Añez asumió el régimen de facto.

La denuncia presentada señala que “entre el 11 y el 12 de noviembre de 2019, Mauricio Macri y funcionarios de su Gobierno de todos los niveles tomaron la decisión de utilizar el traslado de personal de custodia para ni más ni menos que contrabandear material represivo (en favor de) las capacidades del gobierno de facto que ese día asumía el poder ilegítimamente en Bolivia”, señala el reporte.