Secuencia de la bofetada al presidente Emmanuel Macron. (Foto: Diario 26).

Sputnik/

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibió una bofetada al realizar una visita al departamento de Drome, en el sureste del país, comunicó la cadena BFMTV.

El vídeo, publicado en el sitio web del canal, muestra a un hombre dando una bofetada a Macron. Hay dos detenidos tras el incidente.

Sin embargo, el palacio del Elíseo subrayó que no se trata de una bofetada, sino de un intento de darla.

Rechazo unánime a la agresión

Los políticos franceses de facciones diferentes condenaron la agresión contra el presidente Emmanuel Macron.

El primer ministro galo, Jean Castex, subrayó en una reunión de la Asamblea Nacional que “a través del presidente de la república, se realizó un ataque contra la democracia” que supone un diálogo y una expresión legítima de desacuerdo en lugar de agresión verbal y física.

Roland Lescure, miembro del partido La República en Marcha, fundado por Macron en 2016, también calificó de “inapropiado” e “inadmisible” la agresión.

A su vez, el líder del partido de izquierda Francia Insumisa y ex candidato presidencial, Jean-Luc Mélenchon, expresó su solidaridad con Macron.

“¿Esta vez empezáis a entender que los violentos pasan a la acción? Me solidarizo con el presidente”, escribió Mélenchon en su cuenta de Twitter.

Además, la líder del partido de extrema derecha Agrupación Nacional, Marine Le Pen, condenó la agresión física contra Macron en la misma red social.

“Es inadmisible agredir físicamente al presidente de la república. Yo soy la primera oponente de Emmanuel Macron, pero él es el presidente: podemos enfrentarlo políticamente, pero no nos podemos permitir la más mínima violencia en su contra”, escribió.

Destacó que unos debates políticos, aunque pueden ser duros, no toleran violencia.