El 3 de julio de este año, se reinauguró las instalaciones de la Policía alteña que en octubre de 2019 sufrió la quema y el saqueo de las oficinas. (Foto archivo: El Alto es Noticia)

Bolivia Digital

Entre martes y miércoles se produjeron movilizaciones violentas en la ciudad de El Alto, es así que la turba destrozó los vidrios de la planta baja del edificio de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), en un intento de amedrentar a los policías.

El coronel Rafael Cáceres, sub director de la fuerza anticrimen alteña, dijo que las marchas de protesta “lamentablemente” se ha tornaron violentas ya que muchas personas, incluyendo a infiltrados como “delincuentes, indigentes, vagos y malentretenidos”, quisieron que los uniformados se replieguen.

“A pesar de las amenazas y advertencias, la presencia policial evitó destrozos mayores a la infraestructura y por fortuna solo rompieron los vidrios de la planta baja, lo demás está intacto”, dijo.

El 3 de julio de este año, se reinauguró las instalaciones de la Policía alteña que en octubre de 2019 sufrió la quema y el saqueo de las oficinas.

“Sabemos que nuestra misión es la conservación del orden público y el accionar policial en las movilizaciones evitó mayores daños”, remarcó el coronel Cáceres.